La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, felicitó a Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo, quien este domingo estuvo cumpliendo 88 años de vida.

En comunicación con el pueblo a través de los Medios del Poder de las Familias y comunidades, Rosario indicó que pudo conversar con el Cardenal para trasladarle las felicitaciones, a nombre del Comandante Daniel Ortega y del pueblo nicaragüense.

La compañera indicó que para Nicaragua es un júbilo y una alegría tener entre nosotros al Cardenal.

“Dios le ha dado tantos años de vida y una vida tan fructífera entregada al servicio, entregada a la construcción de la paz, de la reconciliación, de la unidad de las familias nicaragüenses”, subrayó.

“¡Cuánto le debemos en estos Nuevos Tiempos a Su Eminencia Reverendísima! ¡Cómo nos ha sabido conducir a través de los momentos más difíciles promoviendo siempre la unidad, el entendimiento, la paz, la fraternidad en nuestra Nicaragua bendita y siempre libre”, añadió.

Rosario manifestó que todo lo que le debemos al Cardenal tenemos que expresarlo con cariño, respeto y reconocimiento, porque la misión de Su Eminencia ha sido la de “acompañamiento permanente al pueblo nicaragüense en sus luchas, en sus batallas, en sus desafíos, en sus triunfos, en nuestros triunfos –NUESTROS de pueblo, NUESTROS de Gran Familia nicaragüense-, nuestros reveses, en las horas amargas, en las horas duras, en las horas de alegría”.

“Un gran abrazo y siempre pidiéndole a Su Eminencia, el Cardenal Miguel, sus oraciones y sus bendiciones para el pueblo, para la familia nicaragüense, y para nosotros los servidores públicos, sus servidores, hermanos y hermanas, le pedimos a Dios bendición en términos de salud, de energía, capacidad de trabajo para dedicarnos más y más a servirles mejor”, aseguró Rosario.