El Comité de Atención a Desastre del departamento de Managua se reunió nuevamente en las oficinas de la Planta de Tratamiento de Basura en el antiguo vertedero La Chureca, para informar el trabajo que han venido realizando de cara a garantizar que las familias se mantengan seguras después del incendio originado en un depósito de mil toneladas de plástico compactado ubicado en el citado lugar.

El compañero Fidel Moreno, Secretario General de la Alcaldía de Managua manifestó que la comisión interinstitucional entregará un informe final al Presidente de la República Comandante Daniel Ortega Saavedra y a la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

Después de la reunión evaluativa, se brindó una conferencia de prensa en la que estuvo Moreno, el doctor Gustavo Porras, el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres (SINAPRED), doctor Guillermo González, el comandante Miguel Alemán de la Dirección General de Bomberos, la Ministra de Salud Sonia Castro, la titular del MARENA Juana Argeñal y la directora del SILAIS, doctora Maritza Cuan.

El funcionario edilicio informó que el siniestro fue apagado en su totalidad a las 5:30 minutos de la tarde y los desechos incinerados fueron soterrados con unos mil 200 metros cúbicos de material selecto y tierra.

“Toda la noche y la madrugada, prácticamente a las cinco de la madrugada (este domingo) operarios de la Alcaldía de Managua atendiendo las instrucción de la Dirección General de Bomberos y especialistas en salud procedieron a cubrir los desechos provocados por el fuego, tomando en cuenta que hay una serie de agentes contaminantes que combustionan y no es prudente tenerlos al aire libre”, dijo Moreno quien pidió a los medios de comunicación no especular con las causas que originaron el siniestro.

Instituciones se coordinaron a la perfección

Indicó que la Dirección del Medio Ambiente de la alcaldía, junto a especialistas del Ministerio de Recursos Naturales y el Ambiente (MARENA) realizaron mediciones del aire en la zona, lo que reflejaron que todo está dentro de los parámetros normales y que las afectaciones solamente ocurrieron en el momento de ocurrido el siniestro.

“Todos los agentes contaminantes fueron expulsados por el viento”, subrayó Moreno. “En medio de la difícil situación que nos tocó vivir, reconocer que el Comité de Emergencia logró una efectiva articulación que combinado con la respuesta organizada de nuestro pueblo en los barrios afectados nos ha permitido atender la emergencia a como debe ser atendida, con un nivel de prioridad que nuestro gobierno le dedica a este tipo de situaciones”, agregó el funcionario municipal.

El doctor González del SINAPRED, manifestó que el plan de atención a emergencias funcionó al cien por ciento, pues cada una de las instituciones ejerció sus funciones, presentándose al lugar del siniestro de forma inmediata, mientras las brigadas de Enacal también contribuyeron al esfuerzo de apagar el incendio junto a los cuerpos de ingeniería de la alcaldía y del Ministerio de Transporte e Infraestructura.

“Hay que resaltar que el sistema a nivel de Managua, a nivel de la prevención, mitigación de desastre efectivamente se activó, funcionó y prueba de ello, es cómo se logro acortar el tiempo de este incendio y hay que destacar que todo el esfuerzo estuvo dirigido en reducir el tiempo en que iba a estar ardiendo ese material inflamable y esto muy importante por el impacto directo, inmediato sobre los seres humanos y sobre el medio ambiente, para suerte la naturaleza nos ayudó, los vientos contribuyeron a que se esparcieran esas partículas a direcciones no hacia poblaciones”, manifestó González.

El compañero Miguel Alemán, director General de Bomberos ratificó que el siniestro fue apagado totalmente a las 5:30 minutos de la tarde, labor que fue acompañada por unos 200 bomberos, entre estos miembros del Benemérito Cuerpo de Bomberos.

“El incendio gracias a Dios fue sofocado en su totalidad a las 5 y 30 de la tarde, estamos hablando de seis horas de fuego, esto significa que el esfuerzo de todos los compañeros ahí presente fue sumamente fuerte”, resaltó Alemán, quien clasificó el siniestro “de grandes magnitudes”.

La ministra del MARENA Juanita Argeñal explicó que en incendios de esta magnitud el mayor daño ambiental es la expulsión de grandes cantidades de dióxido de carbono “que por la alta concentración durante el incendio produjo una afectación al medio ambiente, una contaminación ambiental que posteriormente se ha evaluado (…) se hizo el primer monitoreo a la calidad del aire y se encontró que los parámetros están en la normalidad”.

Argeñal calificó como una gracia divina que los fuertes vientos hayan permitido disipar velozmente las grandes concentraciones de humo y de esa manera eliminar los peligros para la población y para las aves migratorias.

Activados centros de salud

El doctor Porras manifestó que pese a la magnitud del incendio, el trabajo articulado permitió resultados positivos “y gracias a Dios se dieron condiciones que estuvieron a favor de estos objetivos, el viento nos permitió que este humo toxico se elevara muy alto y no quedarán en el ambiente”.

Recordó que desde el momento de iniciado el incendio se activaron las alarmas en los diferentes hospitales y centros de salud del distrito II. En el vertedero La Chureca se instaló un puesto de salud que atendió a 34 personas, de estas 30 eran bomberos que resultaron con deshidratación menor por todo el trabajo realizado por apagar las llamas.

Porras indicó que no reportaron hechos lamentables en ninguno de los barrios aledaños, tampoco en los municipios de Ciudad Sandino y Mateare.

Finalizó informando que los brigadistas de salud, la alcaldesa de Managua y la doctora Maritza Cuan visitaron alrededor de 569 viviendas en Villa Guadalupe y en otros barrios aledaños. En una de estas viviendas se atendió a doña María Emérita Sánchez que fue atendida al presentar espasmo bronquial, pero no relacionado con la emergencia del incendio.