La Comisión Interinstitucional que evalúa la emergencia ocasionada por el incendio en un depósito de plástico comprimido en el sector del vertedero La Chureca se mantiene controlado por las autoridades. En la sofocación del siniestro trabajan unos 200 compañeros que laboran en la Dirección General de Bomberos, El Benemérito Cuerpo de Bomberos y la Cruz Roja Nicaragüense, así como otras autoridades del Gobierno Sandinista.

El compañero Fidel Moreno Secretario General de la Alcaldía de Managua, confirmó que las columnas de humo que salen del núcleo central del incendio no han afectado a ninguna familia que reside en Villa Guadalupe u otra zona cercana al lugar del siniestro, esto gracias a los fuertes vientos que se lleva el humo a otras zonas. También se confirmó que no hay víctimas que lamentar a consecuencia de la emergencia, que ha sido calificada como “emergencia ambiental y de salud pública”.

“El depósito está en una zona aislada por tanto no hay ningún peligro que se pueda extender a otra zona de la ciudad de Managua”, afirmó Moreno.

El funcionario edilicio brindó declaraciones junto con el doctor Gustavo Porras, la Ministra del MARENA Juana Argeñal, El secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres (SINAPRED), doctor Guillermo González, el comandante Miguel Alemán de la Dirección General de Bomberos.

Se informó que el siniestro ocurrió en un depósito de aproximadamente mil toneladas de plástico compactado (bolsas de gabachas) que se encontraba ubicado en una zona aislada de la planta de reciclaje Acahualinca o La Chureca.

“El plástico de menor densidad, el plástico de la bolsa de gabacha es separado para un proceso de transformación que estamos estudiando precisamente como parte de nuestra política de desecho de la ciudad de Managua, pretendemos producir biodiesel a partir de este plástico, veníamos acumulando ya en este depósito un poco más de mil toneladas que iban a ser trasladados en los próximos días y desgraciadamente a las 11 con 45 minutos de la mañana empezó un fuego que ya los compañeros especialistas vienen atendiendo”, dijo Moreno, quien aseguró que a los pocos minutos los miembros de la Comisión Interinstitucional recibió orientaciones precisas del Presidente de la Republica Comandante Daniel Ortega Saavedra y de la compañera Rosario Murillo, dirigidas primeramente poner en buen resguardo a las familias y particularmente a aquellas que pudieran estar en riesgo de inhalación de humo.

El doctor Gustavo Porras manifestó que al tener conocimiento del siniestro, se activo el sistema de información del Ministerio de Salud, poniendo en alerta al hospital Antonio Lenin Fonseca, a todas las unidades de salud del Distrito II de Managua, así como a las poblaciones de Ciudad Sandino y Mateare. También se activaron las brigadas anti desastres de los diversos barrios aledaños donde ocurrió el siniestro.

El primer esfuerzo fue preservar la vida de las familias “y todo el esfuerzo que han hecho los compañeros ha determinado que en este momento no se tenga lamentar ningún suceso que tenga que ver con nuestro pueblo, con vidas humanas”.

Porras subrayó que el humo que anda circulando en el ambiente podría ocasionar daños a la salud de las personas, aunque reconoció que gracias a lo fuerte de los vientos, las columnas de humo se desvanecían en lo más alto de nuestros cielos.

Indicó que las autoridades sanitarias van a estar alerta ante posibles afectaciones, como irritaciones de garganta, sinusitis, conjuntivitis irritativa, todo provocado por inhalación al humo "tenemos que estar pendientes", dijo Porras.

Brigadistas de salud visitan a familias de Villa Guadalupe

“Gracias a Dios hay bastante viento y gracias a Dios el viento está contrario a cualquier situación de peligro y está elevando las columnas de humo que no están afectando de forma directa a la población aledaña, sin embargo es una contaminación ambiental sin duda”, reconoció Porras.

Como parte del esfuerzo de prevención médicos y brigadistas de salud realizaron un recorrido por las viviendas de Villa Guadalupe para constatar que las familias se encuentren bien y en caso de encontrar afectados por humo, garantizarle atención de manera inmediata. Igual acción se realiza en Mateare y Ciudad Sandino, aunque se confirma que no hay afectados.

El Comandante Miguel Alemán de la Dirección General de Bomberos, afirmó que recibieron la llamada de emergencia a las 11 y 55 minutos de la mañana, por lo que consideran que el siniestro inició a 15 minutos antes.

Explicó que los bomberos y demás personal de apoyo, que el incendió se estaba controlando con agua y productos químicos como detergente. Destacó que las llamas se concentraron en un solo punto (en los paquetes de plásticos compactado) y no afectaron ninguna estructura, lo que permitió controlar de manera más rápida la situación y con ello disminuir los riesgos.

“El ataque al lugar es directo y les queremos decir que esto no se apaga en una hora o dos horas, debido a que son mil toneladas de este producto, eso significa que al estar compacto tenemos que tirar varias toneladas de agua para que este material pueda reducir el fuego y en segundo lugar estamos haciendo el ataque con un detergente”, dijo Alemán, quien aseguró que el siniestro fue sofocado en un tiempo de 4 horas. En esta labor se ocuparon un poco más de 20 camiones, entre apagafuegos, ambulancias y vehículos de la comuna capitalina.

Moreno señaló que hasta el momento no existe un informe conclusivo del origen del incendio, situación que será investigada y posteriormente se darán a conocer los resultados.

La Ministra Juana Argeñal manifestó que el plástico siniestrado provoca grandes cantidades de humo y por eso “es una emergencia ambiental” que pueda ocasionar daños a la salud.

“Lo importante es que el viento está a nuestro favor y que la dirección del humo va hacia el lago y alcanzado una gran altura y no permite que se concentre en la parte baja de las casas, de las familias en los alrededores”, dijo Argeñal que van a iniciar junto con la Dirección de Medio Ambiente de la Alcaldía de Managua una investigación para conocer probables daños ambientales.

Prevenir incendios forestales

El doctor Guillermo González indicó que las alarmas para controlar la emergencia se dieron en tiempo y forma, lo que ayudó junto con las condiciones del viento a que ninguna persona resultase herida o lesionada.

“Queremos aprovechar para que la población este atenta a las informaciones que se sigan brindando y para suerte nuestra el viento nos ha estado ayudando, sin embargo también esa es una variable que no controlamos y las familias deben estar atenta a los mensaje, al trabajo que hagan las brigadas en el terreno para todas estas medidas que se puedan dar”, recomendó González, recordando que ayer viernes se oficializó el Plan Nacional contra Incendios Forestales.

Hizo un llamado a toda la población a ser parte de la eficacia de este plan, porque de esta manera se garantiza éxitos en las metas planteadas.

“Necesitamos que la población contribuya a todas las medidas, a todas las recomendaciones que se han venido haciendo a nivel nacional, para que vayamos a como se ha venido haciendo en los últimos años, reduciendo la cantidad de incendios que tenemos”, puntualizó González.