La Brigada de Médicos Sandinistas del Hospital Manolo Morales, realizó la primera jornada quirúrgica del año en la que efectuaron cirugías de Hernia y Vesícula a través de laparoscopía, lo cual permite reducir las listas de espera de los pacientes que necesitan de este proceso ambulatorio en el cual los pacientes además de la cirugía reciben acompañamiento una vez finalizado el proceso.

Esta jornada que se estará efectuando durante tres días permitirá restituir los derechos de sesenta pacientes con problemas gástricos y hérnicos de todo el territorio nacional, garantizando de esta manera la salud y la tranquilidad de los protagonistas, quienes de manera gratuita y con atención de calidad son atendidos en el centro hospitalario.

“En nuestro país y a nivel mundial este tipo de operaciones son la tercera causa de procedimiento quirúrgico de tal manera que nosotros operamos bastantes casos de este tipo, gracias a nuestro gobierno contamos con tecnología de punta cómo lo es la cirugía laparoscópica y esto permite brindarle a nuestra población una atención de calidad” expresó el doctor Ariel Herrera, encargado de la Brigada Médica Sandinista.

“Las jornada quirúrgicas además reducen las listas de espera, antes los pacientes tenían que esperar hasta tres años para ser operados, sin embargo con los nuevos equipos quirúrgicos ahora los pacientes están siendo operados en menos de un mes” añadió.
Los logros que ha alcanzado el sistema de salud pública de nuestro país, permite que los pacientes tengan una mayor satisfacción, tomando en cuenta que una cirugía de este tipo en nuestro país tiene un costo de mil dólares, sin embargo gracias al gobierno sandinista la población nicaragüense recibe esta atención sin costo alguno.

“Voy a ser operada de Hernia Umbilical y la verdad es que esta jornada es de mucha ayuda para nosotros porque no pagamos nada, nos operan en poco tiempo y la recuperación es más rápida, estamos agradecidos con el gobierno porque hoy los hospitales tienes mejores equipos y eso nos llena de tranquilidad” manifestó María Cruz Obando.

“Esta jornada está genial, porque antes teníamos que esperar hasta seis meses para poder ser operadas pero ahora está más rápida la atención y solo esperé cuatro días para entrar en este grupo de personas que vamos a ser operadas y lo más importante es que no voy a pagar ni un solo peso” concluyó Soraya Arguello.