Este viernes 31 de enero, Australia, Hong Kong, Malasia, Nueva Zelanda, Filipinas, Singapur, Taiwán, Tailandia y Reino Unido, celebran el Año Nuevo Chino, que en el año 2014 marca el inicio del Año del Caballo de Madera, que es el Año Nuevo Chino 4711.

Al contrario que occidente, regido por el calendario gregoriano, China y otros países asiáticos (Corea, Japón o Vietnam), utilizan el calendario lunar, cuyo fin de año oscila entre finales de enero y mediados de febrero. El Año Nuevo Chino se rige por este calendario lunar, el cual origina que el primer día de cada año varíe siempre.

El calendario lunar chino incorpora el ciclo lunar y la posición del sol. Según la leyenda, el calendario se remonta a 2600 a.C, cuando el mítico Emperador Amarillo comenzó el primer ciclo del zodíaco chino y nombró un animal para representar cada año en el ciclo de 12 años.

Según el calendario lunar chino, los sesenta años que componen su siglo se dividen en ciclos de doce años. Cada uno de los cuales queda representado por un animal determinante de la personalidad de cada persona.

Los 12 animales son: rata, buey, tigre, conejo, dragón, serpiente, caballo, oveja, mono, gallo, perro y cerdo.

Este será un año de muchos movimientos y retos, según los especialistas en astrología china.