Para el presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU) compañero Telémaco Talavera, la recién finalizada II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebrada este 28 y 29 de enero en La Habana, Cuba, fue un encuentro histórico en el que privó la Unidad dentro de la Diversidad de opiniones que existen en la región.

Subrayó que la jornada de unidad Latinoamérica y caribeña, se llevó en un ambiente de respeto y de complementariedad, donde se abordaron temas de interés global, político, económico, social, hasta lo que tiene que ver con el fortalecimiento de la integración, respetando la soberanía y la diversidad entre los países.

“Es una cumbre histórica, además que se haya realizado en Cuba, es un reconocimiento al pueblo y gobierno de Cuba que ha sido solidario en la práctica, porque los cubanos no comparten lo que les sobra, sino han compartido lo que tienen con latinoamericana y el mundo”.

Valoró como trascendental que se haya declarado a América Latina y el Caribe como una región de paz, que se insista en luchar contra el narcotráfico y crimen organizado, que se trabaje por contrarrestar los efectos del cambio climático y por promover políticas que ayuden a erradicar la pobreza.

“Es una cumbre simplemente histórica y que inició el 28 de enero, fecha en que se conmemoraba un aniversario más, el 161 aniversario del natalicio del gran José Martí”, declaró el dirigente universitario.

Compartiendo en solidaridad

En tanto el Secretario General de Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (ANDEN) compañero José Antonio Zepeda, indicó que la CELAC reunida en Cuba le da otro rostro a América Latina y sobre todo cuando todos los gobernantes comparten solidaridad y problemas.

Sobre la intervención del comandante Daniel, Zepeda aseguró que hizo planteamientos “claros y precisos” en relación a los grandes temas que se deben priorizar en América Latina y el Caribe, a como lo es la lucha contra la pobreza, el fortalecimiento de la CELAC y reducir las asimetrías entre los pueblos.

“Todos nuestros presidentes latinoamericanos demostraron que podemos ser grandes sin necesidad que nos estén tutelando los grandotes de allá arriba (refiriéndose a Estados Unidos). América Latina vive otra realidad, ya los acuerdos, los entendimientos, la forma en que podemos resolver nuestras diferencias se están estableciendo a partir del dialogo y el entendimiento”, dijo.

Subrayó Zepeda que los países que conforman la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) han sido un ejemplo de solidaridad, de unidad y complementariedad, características que vienen formando a la CELAC.