El Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) en conjunto con la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA, por sus siglas en inglés), presentaron el estudio del Plan Nacional de Transporte de Nicaragua, el que está pensado a desarrollarse en 20 años y que contempla una inversión de US$8 mil millones de dólares en infraestructura vial.

El titular de esa cartera del Estado, Pablo Fernando Martínez, aseguró que el Plan Nacional de Transporte se basó fundamentalmente en el Plan de Desarrollo Humano del Gobierno del Comandante Daniel Ortega Saavedra, haciendo mucho énfasis en la infraestructura para continuar impulsando el desarrollo económico del país.

Con el Plan Nacional de Transporte se pretende invertir en infraestructura orientado a a reducir la brecha existente entre el pacifico y el Caribe, así mejorar los caminos y carreteras de los sectores productivos del país de cara que esos sitios tengan mejores condiciones para sacar la producción.

Martínez detalló que otro de los pilares del Plan Nacional de Transporte es el cuido y preservación del medio ambiente al desarrollar obras de infraestructura, “tenemos que construir las obras preparadas por los efectos del cambio climático, pero también protegiendo el medio ambiente”.

El Ministro Martínez sostuvo que también se buscará como desarrollar y mejorar el transporte colectivo a nivel nacional para evitar que la infraestructura colapse en ciudades como Managua, pero se hace un llamado a la inversión, la que debe ser equitativa y social en los lugares productivos.

El funcionario del MTI manifestó que la inversión en carreteras para los 20 años del plan será de US$8 mil millones de dólares, con lo cual se espera desarrollar Nicaragua, reducir la pobreza y tener un desarrollo sostenible, equitativo y justo.

Según Martínez, actualmente se cuenta con 3,400 kilómetros de carretera pavimentada en buen estado y la meta es llegar a los 8 mil kilómetros de carretera, algunas en ampliación, otras que pasarán de caminos de tierra a pavimento de asfalto, concreto y adoquín, y otras nuevas sobre todo en el sector Caribe del país.

“Este Plan Nacional de Transporte está analizado bien con la población o crecimiento, una rehabilitación de infraestructura, plan de rehabilitación, entonces estamos muy satisfechos de que este resultado va a contribuir mucho al pueblo nicaragüense”, expresó el representante residente del JICA en Nicaragua, Tomoyuki Oki.

Oki reiteró que la mayoría de la inversión del Plan estará destinada al sector vial, para lo cual se ha tomado muy en cuenta la experiencia de Japón en el desarrollo de ese tipo de infraestructura para fortalecer el Plan.