El presidente de Cuba, Comandante Raúl Castro, entregó este miércoles la Presidencia Pro Témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) a Costa Rica, país que a su vez recordó que el fortalecimiento del bloque regional es una tarea de todos.

Raúl, al momento de entregar la dirección del organismo a la mandataria costarricense, Laura Chinchilla, manifestó este miércoles su emoción por los acuerdos alcanzados entre los países de América Latina y el Caribe.

“Nos llena de emoción haber declarado América Latina y el Caribe como territorio de paz, es un logro de todos los Gobierno progresistas que hoy se dan cita en este encuentro”, expresó el mandatario durante la II Cumbre Presidencial de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Destacó la importancia de los programas para erradicar la pobreza, los beneficios que brinda la integración de los movimientos sociales en los Gobiernos y la participación ciudadana que fortalecen la democracia en las naciones.

En otro punto, aplaudió las propuestas para acabar con la discriminación social que hasta la fecha se registran en muchos países de la región.

“No bastan las leyes, necesitamos unificar esfuerzos para dar frente a las realidades que aún se mantienen en nuestros países”, dijo el presidente cubano.

Subrayó el esfuerzo que mantienen los jefes de Estado, presidentes y presidentas que asistieron a la Celac para lograr la inclusión social. Agregó que la violación de los derechos humanos es un punto de relevancia para Celac durante el próximo año 2014.

CELAC es tarea de todos

Chinchilla, por su parte, expresó que "Celac debe nutrirse de la unidad de la región, de las comunidades, de los pueblos (...), los invito a diseñar mecanismos para involucrar a los sectores sociales en nuestras consultas".

“Deberemos ser un agente catalizador de los mejores intereses colectivos, la Celac es una tarea de todos sus miembros; debe manifestarse a través de consenso regional, nos corresponde fomentar este proceso, con respecto a las diversidad que pueda existir”.

La jefa de Estado, que pronto entregará la presidencia de su país, insistió en que se debe ver más hacia el futuro y no hacia el pasado. "Necesitamos más catalejos y menos espejos retrovisores. De este modo podremos ser una auténtica voz para la América Latina y el Caribe".

“Celac no existe para buscar enemigos, sino para desarrollar mayores aliados. Hemos dado la bienvenida al Secretario General de las Naciones Unidas y la OEA. Nos comprometemos a trabajar en la ayuda de nuestro hemisferio”.

Chinchilla resaltó que el aporte de instituciones como “Mercosur, Caricom, Sica, al igual que la Cepal, serán indispensables para afianzar el desarrollo de la Celac”, e indicó “recordemos que el 2014 definirá el rumbo de las agendas de 2015” y los próximos años.