El ministerio del Interior francés indicó que el presidente candidato alcanzó el 26,98 % de los votos, aunque no precisó el porcentaje de votos escrutados sobre los que se basan estos datos.

Ambos candidatos, los más votados en esta primera ronda, pasan por lo tanto a disputar la segunda ronda, que se celebrará el 6 de mayo.

Marine Le Pen, candidata del Frente Nacional, alcanzó con un 5,4 millones de votos un total del 18,76% y el cuarto clasificado fue el del Frente de Izquierda, Jean-Luc Mélenchon, con un 10,89%.

Los datos oficiales confirman la tendencia anunciada por diferentes sondeos, publicados al cierre de los colegios electorales

Una victoria de Hollande podría alterar el panorama político de Europa en momentos en que el continente lidia con una crisis económica.

Hollande: "Soy el candidato de los que quieren pasar página"

Hollande, se presentó como el representante "de los que quieren pasar página" y dijo que es consciente de que se le mira "más allá" de las fronteras de Francia.

El candidato socialista opinó que su victoria en esta primera ronda, en la que quedó en segunda posición el actual presidente Nicolas Sarkozy, "es una sanción al quinquenio que se cierra".

Afirmó que es el candidato de "todas las fuerzas que quieren pasar una página y abrir otra donde todos los recursos", con mención explícita a la juventud, "sean movilizados".

"Sé que se me mira más allá de nuestras fronteras", añadió el aspirante, que en su primera comparecencia pública tras el cierre de los colegios electorales renovó su intención de "reorientar Europa" y volver a colocarla en la senda del crecimiento y del empleo.

El candidato del Partido Socialista, que habría logrado según las estimaciones de voto entre el 28,4 % y el 29,3 % de los sufragios, subrayó que "el cambio está en marcha" y pidió para el 6 de mayo, fecha de la segunda vuelta de los comicios, "una bella victoria a la altura de Francia, de su historia y de su futuro".

"Durante estos días que me separan de la segunda ronda seguiré movilizando a los franceses", resaltó en su discurso, en el que agradeció al izquierdista Jean-Luc Mélenchon y a la ecologista Eva Joly que hayan animado claramente y "sin negociación" a apoyarle.

Hollande declaró que tiene ante sí la responsabilidad de lograr una alternancia que dé a los franceses confianza en la acción política y reconoció que es "el mejor situado" para convertirse en el próximo presidente del país.

"Agradezco calurosamente a los votantes que me han colocado en esta posición", aseguró Hollande, que interpretó ese apoyo como un "acto de confianza" en el proyecto que ha defendido "con constancia y coherencia" y que aboga, entre otras medidas, por "reducir la deuda y proteger la industria".

Sarkozy dice comprender los "temores" de los franceses


Sarkozy, segundo en la primera ronda de las elecciones presidenciales disputada hoy en Francia según los sondeos, dijo que comprende "los temores" de sus compatriotas y les pidió apoyo para la segunda vuelta.

"Conozco los deberes", aseguró el candidato conservador al presentarse ante sus simpatizantes, después de saber que las encuestas le colocan por detrás de su contrincante socialista.

Sarkozy mencionó entre esos "temores" el "respeto de nuestras fronteras", el "control de la inmigración" y la preservación del "modo de vida" de los franceses, que, dijo, se ha convertido en la "cuestión central" de esta elección.