El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que “la Celac tiene que ser un espacio sólido para la realización de la gran política, que supone un aprendizaje para convivir con diferencias“.

Durante su participación de este miércoles en la II Cumbre de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), celebrada en La Habana, Cuba, el mandatario venezolano reiteró “la emoción que embarga a la delegación de Venezuela por haberse realizado la cumbre de la Celac en Cuba. Tenemos que decir que Fidel fue el más grande martiano, siendo el mismo proyecto de Bolívar que se perdió en los caminos en el siglo XIX. Desde allá viene este camino de buscada”.

El Jefe de Estado venezolano expresó que el siglo XIX pudo haber sido el inicio de la unión para el continente y la humanidad si los fundadores hubieran sido leales al sueño y la causa de los líderes de la primera época de la independencia, “pero no fue así. El siglo XX nos encontró divididos“.

Recordó que en diciembre de 2008, bajo la batuta del presidente Lula, se convocó en el sur del Brasil la primera Cumbre de la Integración de América Latina y el Caribe. “Ahí se marcó un rumbo y se empezó a tomar el patrimonio acumulado del Grupo de Río y de todas las agrupaciones que se fueron creando a finales del siglo XX y se dio el primer paso“.

Para Maduro la Celac tiene que ser un espacio sólido para la realización de una gran política que suponga el aprendizaje permanente, a su juicio se trata de aprender convivir a pesar de las diferencias, aceptándolas y procesándolas, a fin de buscar la mejor manera de complementarse.

Dijo que “esta Cumbre en La Habana demuestra la fortaleza y la consolidación de nuestra Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños”. Aseguró que se encuentran acercándose al “punto óptimo” en el cual podrán avanzar hacia “poderosa zona económica de desarrollo complementario, compartido, financiero, industrial y tecnológico”.

El presidente venezolano hizo mención a casos puntuales como el de la base estadounidense de Guantánamo y el independencia de Puerto Rico. “La descolonización definitiva estaría incompleta, estaría incompleta la agenda de nuestros libertadores, si nosotros no fuéramos junto al pueblo de Puerto Rico a un proceso definitivo”, acotó.

“Tenemos un patrimonio ahora se trata de pasar del pensamiento y la formulación a la acción, es el llamado principal en el que queremos insistir”, concluyó.