La presidente de Argentina, Cristina Fernández, expresó este martes que uno de los grandes compromisos de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), es construir una agenda que sea un frente a la burocracia política que aún persiste en muchos países de América Latina y el Caribe.

Durante su discurso en la II Cumbre de la Celac en La Habana (capital), la mandataria argentina aseguró que el bloque regional no debe convertirse en un organismo multilateral como existen en otras naciones del mundo, sino hacer la diferencia.

“Debemos trabajar para lograr resolver los problemas que afectan a nuestros países”, expresó la presidenta. Añadió que fortalecer la integración regional forma parte de las funciones de los Gobierno progresistas.

Sostuvo que la mayor fortaleza de América Latina son los recursos naturales y el esfuerzo de los Gobiernos por reforzar el crecimiento de sus pueblo. “Vamos a trabajar todos juntos para dar frente a los males que asechan al crecimiento y la integración de todos los que están sentados en esta cumbre”, dijo.

La mandataria argentina pidió también que se analice cuál es la relación que está construyendo la Celac con otros bloques del mundo. "Los intereses no son buenos o malos, estas decisiones deben evaluarse sin prejuicios, sopesar y analizar qué es lo que nos conviene como región".

"Tenemos un mercado de 600 millones de habitantes, por eso debemos pensar en que nuestras materias primas tengan valor agregado".

Fernández se refirió a "industrializar la ruralidad, debemos invertir en investigación, desarrollo y educación para que nuestra producción pueda tener un valor agregado clave para la exportación".

"Nadie debe sentirse superior en América Latina, debemos consideras que todos somos iguales en este proceso de integración".

La Presidente reiteró que se debe construir una agenda clara y concreta de integración. "Si hemos llegado a esto en los últimos 10 años, con tantos obstáculos, creo que podemos lograr los objetivos planteados".