La Unidad alcanzada por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que reúne a 33 jefes de Estado en La Habana, Cuba, es una realidad que era impensable hace algunos años, afirmó el embajador cubano en Nicaragua, Eduardo Martínez Bourbonet durante un acto de celebración del 161 aniversario del natalicio del Apóstol de América, José Martí.

El acto de celebración del nacimiento de José Martí fue realizado en la plaza Cuba en Managua, donde se reunieron representantes de la Coordinadora Nicaragüense de Solidaridad con el pueblo cubano con el compañero Martínez Bourbonet.

Al conversar con los periodistas, el representante diplomático cubano en Nicaragua, destacó la participación del presidente de Nicaragua, comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo en la Marcha de las Antorchas que salió de la escalinata de la universidad de La Habana como parte de los festejos a José Martí en Cuba.

Señaló que el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo participaron en la marcha con el comandante Raúl Castro y los dirigentes históricos de la revolución Cubana, donde también desfilaron el presidente boliviano Evo Morales, el primer mandatario venezolano Nicolás Maduro y José Mujica del Uruguay.

Añadió el embajador de Cuba que tener a 33 jefes latinoamericanos de Estado en una cumbre de unidad, hablando con franqueza de los problemas de la región y aprobando un plan de acción común para resolverlos, y sin la presencia de Estados Unidos y otras potencias, era impensable hace algunos años.

Momento histórico de América Latina

“Creo que América Latina está viviendo un momento histórico único y esta cumbre marca un hito en esa unidad de los pueblo latinoamericanos y caribeños”, subrayó el compañero Martínez Bourbonet.

Por otra parte señaló que como parte de las actividades de celebración en Nicaragua del 161 aniversario del natalicio de José Martí, además del acto en la plaza Cuba, también se realizó una marcha y puesta de ofrenda floral por parte de los trabajadores por cuenta propia y el Frente Nacional de los Trabajadores en el busto de José Martí ubicado en las inmediaciones de la laguna de Tiscapa.

Por su lado Freddy Franco, de la Coordinadora de Solidaridad con Cuba, explicó que con estas actividades, el pueblo nicaragüense le rinde homenaje al prócer cubano y héroe latinoamericano José Martí, cuyo sueño era hacer realidad la unidad política de lo que él llamó como “Nuestra América”.

Mantener vivo el legado de Martí

Entre tanto Domingo Pérez, de la Unión Nacional de Empleados afirmó que la realización de actos de celebración del natalicio de José Martí, significa mantener vivo el legado anti imperialista e integrador del héroe cubano y el cual agregó que es necesario divulgarlo por toda América Latina.

Mientras Reinaldo Vidaure, Secretario de Relaciones Internacionales de la Juventud Sandinista manifestó que la celebración del 161 aniversario del nacimiento de José Martí no coincide por gusto con la cumbre de los Estados Latinoamericanos y Caribeños y en ese contexto añadió que la organización juvenil ratifica su compromiso con el modelo cristiano, socialista y solidario que desarrolla en Nicaragua el comandante Daniel Ortega.