Nicolás Sarkozy, actual mandatario, y el socialista Francois Hollande son los principales contendientes de esta jornada electoral, en cuya primera vuelta tiene inscritos oficialmente al cargo de presidente a 10 candidatos, entre estos 3 mujeres.

Los favoritos son Francois Hollande y Nicolas Sarkozy. Atrás vienen Jean-luc Mélenchon y la derechista Marine le Pen. Entre los aspirantes también están la ecologista Eva Joly, Nathalie Artaud, Philippe Poutou, el soberanista Nicolas Dupont-Aignan y el gaullista de izquierdas Jacques Cheminade.

En Nicaragua viven unos 409 franceses con derecho a voto, los cuales estaban llegando a votar desde tempranas horas de la mañana. El recinto de votaciones fue cerrado a las seis de la tarde.

“Es una época difícil para Francia porque hay crisis económica y es una fecha muy importante para elegir su presidente para los próximos cincos años”, opinó el embajador francés Antoine Joly.

Todos los candidatos en sus programas de gobierno, prometieron mejorar la economía e incrementar el número de empleos. Joly dijo que en los comicios pasados solamente unos 90 conciudadanos se acercaron a ejercer su derecho al voto, número que espera se incremente.

Mejorar la economía es principal reto


Fanceses que ejercieron su voto, coincidieron que el principal reto que tendrá el nuevo gobierno, es reducir los impactos de la crisis financiera internacional, en el sistema económico de esa nación miembro de la Unión Europea.

“Es un proceso muy importante para todos los franceses, es un proceso que tiene una larga tradición, que gane el mejor”, mencionó Gerardo Argüello, un ciudadano nicaragüense que ostenta la nacionalidad francesa.

“Que salga el mejor candidato para que salga al frente de esta crisis fuerte que está enfrentando Europa, es un gran reto para el nuevo presidente”, dijo Angelita Pallais.

Mientras Lionel Gresh, coincidió con doña Angelita al afirmar que la situación económica del bloque europeo debe mejorar, pues ha ocasionado muchos problemas sociales que deben resolverse en feliz término.

“Para mí el reto más importante es el tema económico y de hecho para la Unión Europea como institución política”, dijo Gresh.

Joly afirma que un millón 200 franceses de un total de 45 millones (aptos para votar) radican en el extranjero, de esta cifra en América Latina viven 200 mil. Los 18 años es la edad mínima para votar en Francia. En junio próximo se realizaran elecciones legislativas.