Las familias beneficiadas pasaron años sin el servicio, ya que eran abastecidos por medio de un sistema artesanal  con tuberías de apenas dos pulgadas de ancho, lo que provocaba que el agua llegara solamente un par de horas solamente dos o tres días a la semana.

De acuerdo al ingeniero Humberto Cornejo, vicegerente de operaciones de Enacal, el problema se resolvió instalando una tubería de cuatro pulgadas, lo que facilita que ahora el servicio sea las 24 horas del día.

“Los pobladores tenían conexiones ilegales, pero ahora tienen agua las 24 horas, y podemos asegura que esta calidad del servicio se va a mantener, refirió.

Los pobladores del sector recordaron que hasta hace poco las calles del barrio eran polvosas y que no tenía agua ni siquiera para beber.

“Aquí era horrible, eran unas polvaredas espantosas. Si tenías agua para lavar no tenías agua para beber. Ahora gracias a Dios y al gobierno ya teníamos un mejor servicio”, manifestó la señora Perla Marina Narváez.

Otra de familias beneficiadas fue la de Jimi López, quien aseguró que el agua es indispensable para todo.

“En toda casa si no hay agua no hacés nada. Aquí no había ni para bañar a los chavalos. Aquí tengo casi año y medio de vivir y ha sido realmente duro vivir sin agua”, indicó López.

En el mejoramiento del servicio de agua en este barrio Enacal invirtió aproximadamente 50 mil córdobas.