Metallica últimamente se ha empeñado en querer hacer cosas diferentes. Ejemplo de esto, fue el hacer un concierto en la recóndita antártica, donde se metieron en un domo que evito que la contaminación sónica arruinara el terreno virgen donde se hallaban.

Y continúan en esa búsqueda. Esta vez, su presentación en los Grammys 2014 fue el lugar y el momento perfecto para tratar de inventar algo nuevo. Por todo esto, se localizó al virtuoso pianista chino Lang Lang para un perfomance junto a la banda con uno de los clásicos de los de la bahía de San Francisco, “One”, presentación que dejó a unos asombrados pero a otros bastante molestos.

Con opiniones encontradas, hay quienes ven con buenos ojos la intervención de Lang y como un hecho “único”, mientras otros piensan que el chino destrozó un mito en la historia del metal y que es una actuación para el olvido, no repetible por el cuarteto norteamericano.

Observe la presentación y sea usted mismo el juez…