Una de las joyas de la 56 edición de los Premio Grammy fue la actuación de Nine Inch Nails junto a Dave Grohl, Queens Of The Stone Age y el veterano Lindsey Buckingham. Pero la presentación de la megabanda fue todo un misterio ya que el cierre no se vio en la transmisión.

Los organizadores de la ceremonia habían preparado un show para todos los gustos. La reunión "Beatle" con Paul McCartney y Ringo Starr sobre el escenario, el triunfal regreso de Metallica junto a Lang Lang, las presentaciones de Pink, Taylor Swift, Lorde y Katy Perry para los más poperos y el baile delirante de Daft Punk.

Pero además, como frutilla del postre, el cierre estaba a cargo de una superbanda. Miembros de Nine Inch Nails y de Queens Of The Stone Age, comandados por Dave Grohl en la batería y el veterano Lindsey Buckingham prepararon un final explosivo. Primero sonó "Copy Of A" de la banda liderada por Reznor y cuando llegó el turno de la canción de QOTSA, God Is the Sun" se interrumpió la canción para pasar los créditos de la transmisión.

Esto provocó el enojo de Reznor que se expresó en Twitter por la falta de respeto cometido hacía él y sus colegas.