El excontratista de Inteligencia de EEUU, Edward Snowden, afirmó en una entrevista con la cadena alemana NDR que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) se dedicaba también al espionaje industrial.

Se trata de la primera entrevista televisiva que el filtrador concede desde que se refugió en Rusia en verano pasado, y que se grabó en Moscú en un ambiente de gran secretismo. La versión completa se emitirá esta noche, aunque la cadena ya ha adelantado algunos fragmentos de la entrevista.

“Si hay información, por ejemplo, sobre Siemens, que no está relacionada con la seguridad nacional, la usan igualmente”, dice Snowden en uno de los fragmentos publicados.

El exagente asegura además que no tiene en sus manos documentos clasificados y que los entregó todos a los periodistas.

La propia NSA afirmó con anterioridad que Snowden pudo pasar a medios como el británico The Guardian o el estadounidense The Washington Post hasta 200.000 documentos secretos sobre el espionaje electrónico masivo practicado por los servicios secretos norteamericanos.

Algunas de sus filtraciones han puesto en apuros a la Casa Blanca, ya que se reveló que la NSA interceptaba las comunicaciones de los líderes de varios países, incluidos Alemania, Brasil y México.