Tropas gubernamentales sirias llevaron a cabo en las últimas horas combates contra grupos irregulares armados en varias provincias del país.

Fuentes policiales informaron que unidades de soldados desactivaron dos artefactos explosivos puestos en las cercanías del Hospital de Damasco (capital), por los grupos opuestos al Gobierno del presidente Bashar Al Assad.

Los explosivos de fabricación artesanal fueros colocados dentro de un contenedor de basura en el área de Al Mujtahid.

Por otra parte, varios grupos armados fueron muertos mientras preparaban un coche bomba en uno de sus refugios, en la localidad capitalina de Basement.

También en Damasco, reportes militares indicaron que los uniformados aniquilaron un grupo irregular cerca de la zona de al-Nasseryeh, y enfrentaron a otros en las fincas Reema, en Yabroud.

Asimismo, en Alepo, al norte de Siria, el Ejército eliminó totalmente un grupo de armados en la zona circundante a la Prisión Central, y combatió otras agrupaciones en los alrededores de la Ciudad Industrial, en la localidad de Hreitan (Alepo).

Por otra parte, en la central Homs, las tropas del Gobierno desmantelaron varios refugios y combatieron a grupos armados en los barrios Gurat Ashayah y Bab Hud, en las localidades de al-Saen, Quisin, al-Rastan al-Tahtan, y cerca de la Escuela de Industrias de la ciudad de Al-Ratan.

En el mes de septiembre de 2013, la consultora británica de defensa IHS Jane indicó que alrededor de 100 mil terroristas secundados por el extranjero y organizados en mil grupos, en su mayoría terroristas, realizan operaciones en Siria, donde luchan contra el gobierno y la nación.