Con el reciente reajuste salarial que el Gobierno Sandinista aprobó a los servidores públicos de las instituciones del Estado y particularmente a quienes laboran en los sectores de salud y educación, el salario de los trabajadores ha sido triplicado en los últimos 7 años.

Representantes sindicales de los sectores de salud y educación y el Ministro de Hacienda, Iván Acosta, confirmaron en la Revista En Vivo, que se transmite por Canal 4 de Televisión, que el gobierno del Comandante Daniel Ortega ha sido el único que ha impulsado una política que protege los salarios del sector público frente a la devaluación de la moneda.

La profesora Indiana López, afiliada a ANDEN, comentó que el incremento salarial representa mejoría en la economía de miles de docentes de todos los niveles en todo el país.

“Impacta en la canasta básica. En el 2006 ganábamos un salario de 1,950 córdobas, ahora en el 2014 en un 100% ha subido el salario de nosotros son 5 mil 500 los que ganamos como maestro de primaria y 5 mil 800 si es de secundaria. Ha subido más de 3 veces el salario con nuestro gobierno”, aseguró.

Por su parte el Ministro de Hacienda, Iván Acosta, expuso que cuando se formuló el Presupuesto General de la República (PGR) en el 2013, una de las prioridades que definió el Presidente Daniel fue proteger el salario del sector público, fundamentalmente a los sectores de educación y salud.

“Establecimos que íbamos a mantener un gasto balanceado con un incremento cerca del 15% y que la masa salarial le íbamos a asegurar que se cubriera el deslizamiento para todos los empleados públicos, para ir incrementando la cantidad y cerrando los rezagos en el sector educativo y salud”, afirmó.

Con los incrementos del 11% para educación, 7.3% para salud y 5% para los demás servidores públicos, explicó que se asegura que todos los empleados públicos tuvieran un movimiento incremental a la par del deslizamiento de la moneda, de manera que la capacidad adquisitiva se recupere de un año a otro.

Acosta señaló que el reajuste puede hacerse porque la economía del país está funcionando bien generando un impacto positivo en el ingreso tributario, por otro lado los temas de cooperación se mantienen estables.

El ministro expresó que estamos en un momento de mucha solidez en la economía y eso garantiza que estos ajustes sean responsables, sostenibles y seguros para todos los empleados públicos.

Servidores públicos pueden trabajar en Paz

José Antonio Zepeda representante de Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (Anden) y Gustavo Porras, del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT) y secretario de FETSALUD, expusieron por su parte que ahora los servidores públicos pueden realizar sus funciones en paz, sin necesidad de ir a las calles a pedir que se cumplan sus derechos fundamentales.

Zepeda señaló que lo importante para los trabajadores del sector educación es valorar la política que ha seguido el gobierno de Daniel, que desde el 2007, ha sostenido todos los años el reajuste.

Explicó que en el área administrativa del sector educación también se hizo una compensación que ronda los 400 córdobas y aseguró que en las negociaciones y pláticas se consensó un límite del techo salarial para aplicar el reajuste solo a los salarios menores a 20 mil córdobas.

Zepeda recordó que desde 1990 hasta el 2004 no hubo aumentos salariales en concepto de reajuste. Pero desde el año 2007 al 2014 se ha triplicado el salario a los maestros y las maestras.

Por su parte Gustavo Porras remarcó que para el gobierno sandinista “este proceso (de reajuste) es de planificación sostenida, dinámica y discutido con los sindicatos”.

Dijo que para el caso de salud, este año la inmensa mayoría de los trabajadores va a recibir un 9% de ajuste salarial. Y otros recibirán el 5% que es deslizamiento.

En ese sentido explicó que ahora “los trabajadores tienen una tranquilidad y trabajan para el pueblo, atienden a la gente, mejoran la atención en salud, se dedican a la gente”.

Porras también afirmó que este reajuste sumado al ajuste del salario mínimo impactará positivamente en la economía del país.

FOTO: ARCHIVO