Unas 30 unidades del Transporte Urbano Colectivo (TUC) de la Cooperativa Samuel Mairena, conocida como miniruta 4, en horas de la mañana de este martes y jueves, decidió no sacar sus buses para brindar el servicio a la población, afectando a unos 20 mil usuarios que hacen uso a diario de esta ruta.

Ante esto, el ingeniero Francisco Alvarado Director del Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua (IRTRAMMA), a través de una conferencia de prensa, informó sobre el conflicto interno que hay en la Cooperativa Samuel Mairena, destacando que no se va a permitir que estos problemas afecten a la población.

“Los pasajeros no pueden verse afectados por doce personas, que puede ser el grupo que está en discordia, ya no hay lugar para esas posiciones en nuestro país”.

Alvarado indicó que inmediatamente se puso a disposición de la población una flota emergente para que los ciudadanos no se vean afectados en sus actividades diarias.

“Hay todos los espacios para resolver los problemas, sin embargo, esta vieja práctica de hacer un paro hoy salió a flote y por lo tanto, el instituto reaccionó colocando una flota emergente, conformada por el resto de las rutas de Managua que estarán hasta que el conflicto se solucione”.

Enfatizó que “esperamos que este conflicto se resuelva dentro de las instancias que ellos tienen, como es el Ministerio de la Economía Familiar, Asociativa y Comunitaria, porque ellos están dentro de una intervención administrativa de este órgano, casualmente para superar aspectos internos administrativos. Esto es una señal que indica que todo debe ir por el camino correcto, ellos están descuidando su contrato de concesión”.

El conflicto interno se viene acrecentando desde hace más de un año, tiempo en el cual no se han puesto de acuerdo en la elección de juntas directivas.

Por su parte, Miguel Álvarez, representante de la organización URECOTRAGUIN, que aglutina al cincuenta por ciento del transporte Urbano Colectivo, afirmó que “Como organización estamos preocupados puesto que no podemos ser indolentes ante la situación de los usuarios, es nuestra responsabilidad y gracias al gobierno que da apertura a las negociaciones y por eso en estos últimos años hemos podido resolver los problemas en una mesa y no es posible que no prestemos el servicio al a población”.

“Mientras el conflicto interno se mantenga, las cooperativas apoyaremos a la institución y les daremos este servicio para que puedan trasladarse a los diferentes puntos de Managua. Esto no quiere decir que nosotros (el resto de los transportistas y cooperativas) queremos por un capricho intervenir una ruta de esa manera, no lo consideramos así, todo lo contrario, esperamos que sabiamente los socios de la Cooperativa Samuel Mairena se sienten con las instancias que corresponden a resolver este problema y que no trascienda a los usuarios de la capital”, finalizó Álvarez.