El canciller sirio, Walid al Muallem, aseveró que nadie tiene derecho a quitarle la legitimidad a la Constitución, al Presidente o la ley, excepto el propio pueblo sirio, en respuesta a las declaraciones que hiciera el Secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, de excluir en un futuro gobierno de transición al mandatario sirio Bashar Al Assad.

"Sólo los sirios pueden decidir quién es presidente", afirmó el Ministro de Exteriores sirio a Kerry ante su propuesta de excluir en la resolución del conflicto al líder y presidente sirio, pues alega que "no es posible imaginar" que Al Assad, a quien acusa de ser responsable de las víctimas en su pueblo, pueda participar en ese nuevo órgano de gobierno.

Durante su intervención en la Conferencia de Paz sobre Siria que fue inaugurada este miércoles en Montreux (Suiza), el representante sirio señaló que solo el diálogo es la solución al conflicto actual pero "mientras haya países en ese foro que están financiando grupos terroristas esto no tendrá éxito".

El Canciller se dirigió a la delegación opositora, representada por la Coalición Nacional Siria (CNFROS), para decirles que había fracaso en sus intentos por unir a la oposición.

Aseveró que cobardes y asesinos son los grupos terroristas que atentan contra el pueblo y que las acciones y amenazas de países vecinos, como Turquía e Israel, han agravado el conflicto armado. "El pueblo sirio es víctima del terrorismo internacional, de quienes quieren dividir el país con métodos de guerra".

De esta forma, repudió la matanza de miles de civiles, incluidas mujeres y niños, con el pretexto de una mal llamada "revolución", porque es la oposición quien "destruye hospitales, escuelas y sitios históricos, causando sufrimiento al pueblo sirio".

Afirmó que quien quiera hablar en nombre del pueblo sirio, "debe primero oponerse y rechazar cualquier acción terrorista".

Al Muallem instó a los terroristas extranjeros a que regresen a sus países y que "dejen al pueblo sirio vivir en paz".

De la misma forma, recordó al Secretario General de las Naciones Unidas (ONU) Ban Ki-moon que nadie puede estar por encima de las leyes de su país, de las leyes internacionales, "Siria siempre cumple sus promesas" y se compromete con la paz, aseguró.

Delegados de 39 países más Siria y cuatro organizaciones internacionales están reunidos este miércoles en Ginebra (Suiza) en la primera etapa de la Conferencia de Paz sobre Siria, cuyo objetivo es hallar una solución política al conflicto en la nación árabe.

La cita, convocada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, tiene entre sus principales negociadores a Rusia y Estados Unidos.