La Ministra de Ambiente y Recursos Naturales (Marena), Juanita Argeñal, aseguró que todas las instituciones del Gobierno están en función de realizar una campaña educativa para que todos unidos logremos disminuir los incendios forestales.

La ministra aseguró que en el 2013 hubo un total de 126 incendios forestales, lo cual representa un drástico incremento si se compara con los 46 registrados en el 2012.

El Ministerio del Ambiente tiene como prioridad fortalecer todos los mecanismos de prevención mediante la campaña de comunicación, y mediante visitas casa a casa, principalmente en donde se presentaron incendios el año pasado.

La ministra aseguró que la campaña va enfocada en que no se establezcan quemas en estos meses cuando son más comunes los incendios forestales.

Dijo que se está estableciendo en el corredor del pino, desde Estelí hasta Nueva Segovia, todas las medidas de prevención necesarias para evitar más desastres de este tipo. Entre las medidas a establecer están el saneamiento ambiental y las rondas contra fuego.

“Nosotros estamos enfrascados, y ese es el énfasis de nuestro gobierno, en la prevención, en que no se nos den los incendios forestales”, aseguró Argeñal.

Sumado a ello, el Marena está organizando 53 puestos de mando, los cuales estarán ubicados en cada una de las delegaciones, y en cada una de las reservas de biosfera como Rio San Juan, Isla de Ometepe, y Bosawás.

Además se estos puestos de mando se están creando 218 puestos de observación ambiental comunitaria.

La ministra aseguró que Nicaragua tiene más de 1 millón de hectáreas de bosque de regeneración natural, de allí que se esté trabajando con el INAFOR y con las comunidades para el establecimiento del cuido de este importante recurso.

“Estamos hablando con la comunidad, con las familias para establecer esas medidas de prevención y evitar daño a la salud y a todas las riquezas naturales que tenemos”, aseguró.

Antes del 2007 había anualmente más de 280 incendios forestales, una cifra muy grande si se compara con los 46 registrados en el 2012. Sin embargo, las autoridades están alarmadas porque en el 2013 esta cifra se disparó a 126.