Xiomara Cajina, representante del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) explicó que en la feria se promueve el reciclaje de materiales a partir de desechos sólidos y destacó que con desechos como  botellas, bolsas plásticas y papel se pueden fabricar cosas útiles para el hogar o para su uso en jardinería.

“Eso es lo que se promueve, hacerle entender a la gente que cuidemos la madre tierra,  la podemos  cuidar reciclando los desechos sólidos”, dijo Cajina.

En la feria también se comercializaron productos como panas, tinas, baldes, entre otros, fabricados a partir del reciclaje de los desechos sólidos.

Heidi Granda, quien tiene más de 20 años trabajando artesanía con desechos, comentó que su trabajo es fabricar accesorios como aretes, carteras, pulseras y anillos a partir de materiales reciclados.

Dijo que todo material se puede reciclar, pero antes hay que conocerlo para saber cómo se le puede dar utilidad.

“Debemos pensar que la bolsa plástica que uno usa puede durar 150 años en la tierra y afecta a todos, pero en lugar de tirarla la podemos reutilizar, yo hago diferentes cosas con las  bolsas plásticas, todo se puede reutilizar y queda muy bonito”, dijo Granda.

En la feria también se presentaron otras iniciativas, como una empresa que tritura el plástico y lo convierte en utensilios de cocina como panas, coladores, tazas, platos  y cucharas.

Según los exponentes de los diferentes stands, cualquier material solido puede reutilizarse. A nivel del hogar los materiales que se pueden reciclar son plástico, botellas, cartón, papel, latas de gaseosas, tapas de envases, entre otros.

A partir de esos materiales, se pueden elaborar bolsos, carteras, pulseras, aretes, espejos, adornos, entre otras creaciones.

Los organizadores coincidieron en que es importante aprender a rehusar los desechos y evitar desperdiciar “la basura”, la cual tiene un valor que muchos ignoran.