De acuerdo con una proyección de la Agencia de Promoción de Inversiones, Pro Nicaragua, el país recibió al cierre del 2013 en Inversión Extranjera Directa (IED), proyectos por unos mil 500 millones de dólares, lo que representaría la cifra más alta que el país ha alcanzado gracias a las políticas económicas del gobierno del presidente Daniel Ortega.

Según las proyecciones, la cifra estimada al cierre del 2013 es de unos mil 500 millones de dólares en IED, un 17 por ciento más alta que la obtenida por el país en el 2012 por concepto de ese rubro.

Los ingresos por concepto de IED, de acuerdo con Pro Nicaragua, se obtuvieron en 10 sectores de la economía nacional, principalmente en las áreas de energía, telecomunicaciones, minas, industria, comercio, además de servicios y en el área financiera.

Estos sectores representan casi un 90 por ciento del total de la inversión extranjera directa recibida por el país en 201 proyectos a lo largo del 2013 y la cual se originó en 31 países, entre ellos Estados Unidos, Panamá, México, Canadá y España.
Los cinco países señalados representan el 68 por ciento del total de inversiones llegadas a nuestra nación, y el país con mayor cifra de inversiones es Estados Unidos seguido de Panamá y México.

Sigue creciendo la inversión en zonas francas

Por otra parte la información proporcionada por Pro Nicaragua destaca que en el primer semestre del 2013, los ingresos por inversión extranjera directa en el país alcanzaron un total de 690 millones de dólares, lo que representó un incremento del nueve por ciento por encima de los 633 millones de dólares recibidos en inversiones durante el 2012.

Añade la información que de la cifra total calculada para el 2013 en inversión extranjera directa, 105 millones de dólares fueron invertidos por empresas que operan bajo el régimen de zonas francas, lo que representó un crecimiento del 60 por ciento adicional a lo obtenido en el 2012.

La cifra en inversión extranjera directa en el primer semestre del 2012 fue de 65 millones de dólares.
Entre tanto se considera que el producto interno bruto del país creció en el 2013 entre un 4.5 % y un cinco por ciento con respecto al año anterior, lo que representa uno de los porcentajes de crecimiento económicos mayores de América Latina.