De esta manera, pequeños y pequeñas que padecen de diversas enfermedades crónicas, vivieron momentos de esparcimiento y recreación, con el objetivo de elevarles su autoestima y brindarles una mejor calidad de vida.

El evento se realizó en las instalaciones deportivas del IND, en las disciplinas de beisbol, balonmano, ajedrez, danza, pintura, futbol, voleibol y otras.

El director del IND, compañero Marlon Torres, manifestó que esta acción se realiza por quinta ocasión, lo que permite apoyar a estos jóvenes en las diferentes disciplinas deportivas y culturales.

En la jornada participaron niños y niñas que reciben tratamiento médicos en los hospitales Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”, Fernando Vélez Paiz, Carlos Roberto Huembes (administrado por la Policía Nacional) y Hospital Alemán Nicaragüense.

El doctor Gerardo Mejía, director del hospital infantil Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”, indicó que al Gobierno Sandinista quiere el bienestar de la niñez nicaragüense y muestra de eso, es el fortalecimiento de los diversos programas de salud para este sector.

“Los hemos ido involucrando (a los niños de los diferentes hospitales) con la idea de ir creando un solo grupo y brindarles al niño la oportunidad de manifestarse con sus iguales, con niños que tienen las mismas condiciones o parecidas, en el caso del deporte. De esta manera le aumentamos el autoestima y se olvidan un poco de los que les toca vivir diariamente de las enfermedades crónicas”, señaló Mejía.

Doña Margarita Castro, madre de una menor con problemas de insuficiencia renal crónica, se mostró muy complacida que su hija participe y se involucre en actividades deportivas, ya que esto le ayuda “a olvidar el martirio de estar todos los días en un hospital”.

“Esto es muy estimulante, porque a mi hija le gusta correr, jugar, pintar, ella es una niña muy hiperactiva y eso es bueno porque se mantiene contenta”, afirmó doña Margarita del barrio Selim Shible.

“Aquí les ayudan a salir del encierro que tienen por varios meses. A mí me motivan porque salimos de la rutina del hospital y entonces es algo bueno porque conocemos a otros padres y nos comunicamos de las diferentes enfermedades que tienen nuestros hijos”, señaló Darling Castillo, mientras su hijo Ricardo Calero estaba a punto de participar en un encuentro de ajedrez.

En la actividad participó la banda musical y un pelotón de cadetes del Ejército de Nicaragua, que deleitaron a la asistencia con una parada militar y  un acto de fantasía.