El General Julio César Avilés, Jefe del Ejército de Nicaragua, destacó durante el acto de traspaso de la presidencia pro témpore de la Conferencia de Fuerzas Armadas de Centroamérica (CFAC) que desde su creación en 1997, este organismo es una instancia que marca un esfuerzo de integración, confianza y cooperación entre las instituciones militares de la región.

“La CFAC ha contribuido significativamente a la integración regional y desde ahí los militares trabajan en la defensa nacional, la seguridad y la paz como elementos indispensables para el desarrollo económico que da bienestar a los pueblos”, aseguró.

Agregó que durante la Presidencia Pro tempore que Nicaragua ostentó en el 2013, ese organismo continuó avanzando en sus principales ejes temáticos que son enfrentamiento a las amenazas emergentes, operaciones de ayuda humanitaria, operaciones de mantenimiento de la paz y la cooperación y fortalecimiento institucional de la CFAC.

Durante la presidencia de Nicaragua, Avilés también destacó que se amplió la base normativa de la CFAC, se logró la renovación del convenio de cooperación con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y se recibió el apoyo de ese movimiento para organizar eventos relacionados con el derecho internacional humanitario.

Además se suscribió un cronograma de trabajo con la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) y SE avanzó en la creación de condiciones para la celebración de un convenio de cooperación con el Parlacen.

También destacó que se avanzó en el proceso de formación profesional integral para los miembros de la CFAC, quienes reciben capacitaciones e intercambios educativos y adiestramiento.

De la misma, manera señaló que desde la CFAC se hicieron los esfuerzos necesarios para mantener una región estable “cumpliendo con firmeza el plan de la CFAC de cooperación integral para prevenir y contrarrestar el terrorismo, crimen organizado y actividades conexas”.

En ese sentido resaltó la gestión de Nicaragua para encontrar recursos para los centros regionales de adiestramiento de operaciones localizados en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Avilés también comentó que nuestra región es un puente entre América del Norte y América del Sur, es decir, “una ruta interoceánica de gran valor para el comercio regional hemisférico y mundial” y agregó que entre las aspiraciones comunes de los países está preservar los intereses comunes como la soberanía, el respeto a las fronteras, la paz y la estabilidad.

Sin embargo, dijo que los centroamericanos y caribeños están expuestos y compartimos amenazas y riesgos comunes, principalmente el narcotráfico que no respeta las fronteras.

Avilés, aseguró que a través de la estrategia de muro de contención regional, que se ha desarrollado desde la CFAC, se logró realizar un millón 300 mil servicios operativos.

Detalló que se incautaron 13 mil 370 kilogramos de cocaína, 371 kilos de heroína y 7 mil kilos de marihuana. Se destruyeron más de 314 mil plantas de marihuana. Además se incautaron 16 millones 535 mil dólares, 4 mil 266 armas de distintos tipos, 4 medios aéreos, 316 medios navales, 2 mil 154 vehículos y 123 mil 677 personas vinculadas a diferentes actividades ilícitas.

Esas cifras “son el reflejo del patriotismo y dedicación de los que conformamos las Fuerzas Armadas de Guatemala, El Salvador, Honduras, República Dominicana y Nicaragua, integrados en la CFAC”, afirmó Avilés.