Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo, felicitó el trabajo realizado por la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas (CFAC), mientras participaba en el traspaso de la presidencia pro témpore del organismo regional, realizado en la Plaza de la Revolución con la presencia del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, y la compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

El alto prelado de la Iglesia Católica, felicitó ante una plaza llena de miembros del Ejército de Nicaragua y de representaciones de las fuerzas armadas centroamericanas, “a los miembros de la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas por el gran trabajo que han venido realizando desde su creación hace más de una década”.

Destacó Su Eminencia que la misión tradicional de las fuerzas armadas es garantizar la soberanía e independencia, la defensa exterior del Estado, salvaguardando los elementos constitutivos del mismo, que son la población y el territorio.

Sin embargo, añadió que el rol del Ejército va más allá de su misión militar, la organización de las fuerzas armadas es fundamental para el desarrollo socioeconómico de un país y su misión en tiempos de paz es decisiva para colaborar en acciones civiles y humanitarias para salvaguardar vidas y bienes.

Destaca mensaje de Su Santidad

El cardenal Miguel Obando añadió “nos alegra que nuestro Ejército nacional sea miembro activo de este grupo de naciones hermanas que quieren trabajar unidos para garantizar a los habitantes de la región la libertad, el respeto a los derechos humanos, la salud, la cultura, el bienestar, económico, la justicia social y el equilibrio ecológico”.

Recordó que “el papa Francisco, en su mensaje para la celebración de la jornada mundial de paz, nos recuerda que el corazón del ser humano alberga en su interior el deseo de una vida plena, de la que forma parte un anhelo indeleble de fraternidad que nos invita a la comunión con otros, en lo que encontramos no enemigos, contrincantes, sino hermanos a los que hay que acoger y querer”.

“La fraternidad, dice el Santo Padre, es una dimensión esencial del hombre, ésta nos lleva a vernos como verdaderos hermanos. Si no existe una auténtica fraternidad es imposible la construcción de una sociedad justa, de una paz estable y verdadera”, añadió el Cardenal Miguel.

Reconoce rol de fuerzas armadas regionales

“Por eso felicitamos y reconocemos el importante papel que juegan los miembros de nuestro Ejército y los ejércitos de las repúblicas hermanas que componen esta confederación, porque ellos trabajan unidos por la conformación de la paz, la democracia y el desarrollo de nuestra región”.

El cardenal manifestó “elevamos una oración a Dios nuestro Señor, para que derrame múltiples bendiciones sobre la Conferencia de Fuerzas Armadas Centroamericanas, que el Señor bendiga cada nación, cada actividad que ustedes realicen para buscar una paz, la tranquilidad, el bienestar y el desarrollo de nuestros pueblos”.

Orando el religioso católico dijo: “Dios creador del mundo bajo cuyo gobierno se desarrolla la marcha de la historia, atiende nuestras súplicas, líbranos de hostilidades y concede a estos buenos hermanos el espíritu de tu sabiduría, líbralos de peligros para que por tu misericordia reine en el mundo la concordia y la paz, te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor, amen”.