Los principales productos de la canasta básica mantuvieron estabilidad en sus precios en la segunda semana de enero certificó el Ministerio de Fomento, Industria, y Comercio (MIFIC) que todos los fines de semana realiza un monitoreo en los principales mercados capitalinos.

El titular del MIFIC Orlando Solórzano informó como amanecieron los precios de los principales productos de la canasta básica este lunes, detallando que los granos básicos no experimentaron aumento de precios en relación a la primera semana de enero, a excepción del frijol que experimentó un alza 0.60 por ciento, lo que hace que se encuentre la libra a 9.94 córdobas (10).

Recordó que el precio del frijol en el 2012 promedio los 12 córdobas, el año 2011 fue de 14.15 córdobas y el año pasado fue de 8.84 córdobas.
“Este precio de la segunda semana de enero no consideramos que sean precios de especulación, ni precios fuera de la normal, son precios que están dentro de los parámetros normales”, dijo Solórzano al referirse a los frijoles.

Detalló que el precio por libra de la carne vacuna se mantuvo estable, mientras la pechuga de pollo aumentó un 2.3 por ciento, cotizándose en los 39 córdobas. Subrayó que continua las importaciones de pollo americano, particularmente de piernas y muslos que son ofertados en 20 córdobas la libra.

La docena de huevos se cotiza en los mercados en 39 córdobas, bajando un 0.84 por ciento pues la primera semana estuvo en 39.40. Solórzano considera que el huevo y la carne de pollo reducirán sus precios debido a que la presión que ejerce la temporada navideña por el alto consumo del producto ya desapareció.

El queso seco pasó en la primera semana de enero de los 46 córdobas a 50 en la segunda semana, lo que significa un aumento del 9.73 por ciento. “Para este incremento lo que puede estar ocurriendo es que ya estamos principiando a entrar en la temporada de verano”.

En los perecederos hubo disminuciones y aumentos en ciertos productos como la papa que subió un 12 por ciento, pero existe disminución del 11 por ciento en la libra de tomate, 3 por ciento disminuyó la cebolla y 2 por ciento en la zanahoria.

“Para tranquilidad de la familia nicaragüense básicamente se mantienen la estabilidad en los precios, hay algunas excepciones en productos específicos como estamos viendo, principalmente de algunos perecederos”.