El Puerto Salvador Allende sigue atrayendo a decenas de miles de familias nicaragüenses, que todos los fines de semanas buscan este espacio para compartir fraternalmente, ya sea recorriendo cada lugar o instalándose en cada restaurante o viajando por los barcos la Novia del Xolotlán y Meyer’s.

Contando con mayores espacios de recreación, como los juegos infantiles o los kioskos, para adquirir alimentos o refrescos, las familias llegan por docenas y por centenas; algunos llevan sus mascotas, otros sus bicicletas para realizar ejercicios.

Y mientras las familias buscan estos espacios para la recreación, otros como los integrantes del Mariachi América encuentran en el puerto Salvador Allende, el lugar indicado para trabajar y llevar el sustento diario a sus familias.

Desde las canciones que resaltan nuestro orgullo nicaragüense, hasta las canciones del charro mexicano Vicente Fernández, el Mariachi América recorre cada pulgada del puerto para llevar alegrías a los cumpleañeros, a las familias o a las parejas que también fortalecen su amor en este sitio, el preferido de todos los nicaragüenses.

“En este centro nos venimos a ganar el pan de cada día, venimos a trabajar en este centro que el gobierno ha construido para que el pueblo de Nicaragua venga a disfrutar, es sano, es favorable y genera empleo, tanto a nosotros los músicos, como los fotógrafos, los vendedores ambulantes y los camareros que trabajan aquí”, reconoció Denis Ortega, integrante del mariachi América.

Reconoció que el Puerto Salvador Allende atrae a miles de personas y eso ayuda a que como músicos tengan mayores alternativas que los contraten, “hay mayores oportunidades, hay mayor clientela”.

“Este tipo de proyectos es lo que necesita Nicaragua, es sano para esta época que no hay esparcimiento, aquí hay canchas, los niños pueden divertirse, hay un barco que realiza recorridos”, dijo.

“Estamos aquí desde las 12 del día hasta las 12 de la noche, desde aquí sacamos para sobrevivir, para mantener a la familia, gracias a Dios que el gobierno ha hecho este proyecto”.

Este domingo fue muy especial, porque la gerencia del Puerto Salvador Allende preparó todo un reportorio artístico que incluyó la presentación de danzas tradicionales nicaragüenses, lo que gustó a las familias.

“Venir aquí es muy agradable porque promueven nuestras raíces culturales, nuestras danzas, nuestras costumbres, buena oportunidad que se nos da a las familias”, manifestó Aura Gutiérrez, pobladora de Monseñor Lezcano.

“Todo el ambiente está muy bonito y es el lugar recomendado para venir en familia, para recordar y fortalecer nuestros hogares, el ambiente es familiar y lo mejor es la seguridad”, dijo doña Mirta Hurtado.

“El puerto Salvador Allende es lo mejor que ha hecho nuestro comandante para toda la población, somos de Chichigalpa, venimos de la ciudad del Ron y el azúcar, pero pasamos todo el día y lo hemos disfrutado, sabemos que viene gente de todos los extractos sociales y todos se van bien divertidos”, mencionó doña María Auxiliadora Palacios que llegó junto a toda su familia.