El Gobierno Sandinista avanza con el programa de viviendas dignas que en 7 años ha significado fortalecer la unidad familiar para más de 58 mil núcleos familiares en todo el país.

Este fin de semana, 57 familias humildes del municipio de Morrito, en Río San Juan, protagonizaron la restitución de su derecho a vivir en un hogar digno y seguro.

Aplicando el modelo de alianzas para la prosperidad, el Gobierno Sandinista a través del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), la Alcaldía de Morrito y las familias protagonistas, desarrollaron las soluciones habitacionales que mejoran sus condiciones de vida.

Durante un breve acto de entrega de las llaves de su vivienda a cada protagonista, las mujeres jefas de hogar tomaron la palabra y agradecieron en primer lugar a Dios y después al Gobierno que presiden el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo.

Doña Calixta Mendoza, una de las protagonistas, vive con una familia numerosa. Ella comentó que nunca se imagino tener una casa bonita y segura.

“Mi vivienda era humilde, estaba hecha de madera y era muy difícil vivir en esas condiciones, nos mojábamos todos, era muy insegura”, afirmó.

Su hija Lilieth Torres, comentó que las malas condiciones de la vivienda eran un peligro para los niños.

“Ahora estamos alegres porque esta casa nueva es una obra de Dios y el gobierno de Daniel que se acuerda de los pobres”, expresó.

Justa Espinoza, otra madre soltera protagonista del programa, comentó que su antigua casa era de madera con techo de palma.

“Cuando nos dieron la noticia dije yo voy a tener mi casa bonita. En tres meses la paramos la casita. Nosotros colaboramos en hacer mezcla, pasar los materiales, traer agua, hierro, zinc. Me siento alegre porque nosotros pusimos la mano de obra en sol y lluvia, fue duro pero aquí estamos”, relató.

“Ahora estamos en buenas condiciones, tenemos dos cuartos, es de piso, baño, bloques y zinc, además cuenta con energía eléctrica”, agregó Justa.

Griselda Medina, Alcaldesa de Morrito, explicó que este es un ejemplo más de la voluntad de Dios manifestada en un gobierno de alianzas para la prosperidad.

“Cuando escuchamos como los protagonistas se expresan de esa manera tan natural porque sale del corazón, sale del alma, a todos nosotros nos extrémese”, comentó.

“Nos sentimos satisfechos porque se muestra la voluntad de Dios. Ahora tenemos calles, plan techo, viviendas dignas”, aseguró Medina.
Por su parte Judith Silva, directora de Invur, destacó el esfuerzo de la responsabilidad compartida entre la familia y el buen gobierno, que trabajan en complementariedad fortaleciendo la unión familiar, el amor y la fe cristiana.

Este es “un programa integral, los chavalos, las chavalas y la familia cumplió con sus deberes y derechos en educación y salud”, comentó.

Además detalló que solo en el 2013 el gobierno junto con las alcaldías y la empresa privada concretó la construcción de 9 mil 691 soluciones habitacionales.

Más del 50% de los dueños de nuevas viviendas son mujeres jefas de hogar y en total se convirtió en protagonistas a unas 44 mil personas. Durante los 7 años de gobierno sandinista se ha logrado la construcción de 58 mil viviendas, precisó Silva.