El Obispo de la Diócesis de León, Monseñor Bosco Vivas reiteró sus felicitaciones al nuevo Cardenal Leopoldo Brenes, cuyo nombramiento hecho por el Papa Francisco considera es un acontecimiento importante para la vida y la historia de la Iglesia Católica en Nicaragua.

Agregó que para el pueblo católico es un reconocimiento que recibe Nicaragua de parte del Santo Padre, en la figura del obispo Brenes que ha sabido dar sus servicios en los diversos lugares que ha estado “y que el Papa Francisco ha considerado que podría ser por sus cualidades uno de sus consejeros”.

“Podríamos decir que en la persona de Monseñor Brenes pues Nicaragua ha sido honrada y ha sido bendecida por Dios nuestro Señor”, declaró Vivas.

El obispo de León considera que con este nombramiento a Su Eminencia Cardenal Leopoldo Brenes, quiere dar signos que es necesario fortalecer a la iglesia, “sobre todo haciéndola regresar a sus orígenes, a su fidelidad a Jesucristo”.

También resaltó la decisión de Brenes de portar el día de su investidura, la sotana cardenalicia que hace 29 años le regaló Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo.

Considera que Brenes al vestirse con esa sotana, hace un gesto hermoso y de alguna manera u otra está reconociendo que la figura del Cardenal Miguel Obando tiene un lugar muy especial en su formación sacerdotal.

“El gesto del nuevo cardenal de ponerse un hábito del cardenal Obando, pues no es otra cosa a mi criterio, que seguir los pasos de aquel que fue su padre espiritual, por cierto, y que fue quien al proponerlo como obispo y conseguir que se nombrará como su colaborador, pues puso las bases para que hoy fuera cardenal”.