El Gobierno de Nicaragua, a través de su Embajador en Japón, Compañero Saúl Arana, participó este miércoles en la Ceremonia Utakai Hajime realizada en el Palacio Imperial, en donde Sus Altezas Imperiales el Emperador Akihito y la Emperatriz Michiko, leyeron poemas de su autoría en ocasión del año nuevo.

El Emperador Akihito dedicó su poema al mar de Minamata, contaminado por la emisión industrial de yodo en las postrimerías de la segunda guerra mundial, rememorando su visita a esa ciudad, en octubre de 2013, cuando lanzó simbólicamente peces jóvenes al mar en señal de confianza de que el plan por la descontaminación de las aguas ha dado sus frutos.

Esta es la primera vez que el Embajador de Nicaragua es invitado a esta solemne ceremonia, a la cual también se convidó a un selecto número de cuatro representantes Diplomáticos. La ceremonia contó también con la presencia del Ministro de Educación, Cultura y Deportes de Japón y de la Academia Japonesa de Arte.

La ceremonia tiene una gran importancia cultural para el público japonés a nivel nacional, y es simbólica en la comunicación de los ciudadanos comunes con sus Altezas Imperiales a través de la apreciación de la poesía, por lo que es trasmitida en vivo por la red nacional de televisión japonesa NHK.