El Gobierno Sandinista ha fortalecido el Sistema de Seguridad Ciudadana, convirtiéndolo en una Política de Estado que articula el engranaje institucional con el tejido social, logrando mejores niveles de seguridad y sirviendo como ejemplo para la región.

En declaraciones a la Revista En Vivo, que se transmite por Canal 4 de Televisión, el Viceministro de Gobernación, Carlos Najar; el Director del Sinapred, Guillermo González; y el Subdirector de la Policía Nacional, Comisionado Francisco Díaz, debatieron sobre la estrategia de Nicaragua en el tema de la seguridad ciudadana, y la importancia de tener un sistema articulado vinculado al modelo de persona, familia y comunidad.

Durante su intervención, Najar expresó que este año en la estrategia de seguridad ciudadana se involucran todas las instituciones del estado que tienen que ver con la seguridad y la prevención, entre las que destacó Ministerio de Educación, Ministerio de Salud, Sinapred, Policía, Ministerio de Gobernación, Ministerio de la Familia, Ministerio de la Mujer y Ministerio de la Juventud.

Explicó que todo el sistema pretende desarrollar un modelo preventivo que basa su actuación en el vínculo con la comunidad, para desarrollar actividades agresivas de prevención en temas como violencia de género, violencia juvenil, adicciones, atención de emergencias, entre otras.

Najar destacó que la seguridad ciudadana es un tema que se vincula con la comunidad y la familia, y desde ahí radica el trabajo de prevención en todas las situaciones.

Según explicó, el Gobierno Sandinista ha fortalecido la seguridad ciudadana como una política de estado, razón por la cual la percepción sobre la seguridad ciudadana se incremente de manera positiva.

Por su parte el representante del Sinapred, Guillermo González, comentó que el Gobierno de Nicaragua atiende la seguridad ciudadana de una forma integral, desarrollando capacidades a todos los niveles, desde las personas, familias y comunidades.

Particularmente, González señaló que la estrategia de seguridad ciudadana, implica una serie de procesos como el de cambiar los valores para establecer una relación con la naturaleza de forma más concreta y objetiva.

Además, resaltó el trabajo preventivo que se realiza con las escuelas el cual crea capacidades que se fortalecen en la comunidad y establecen el vínculo entre el sistema educativo, la formación de las personas y la acción que deben tener cuando el estado actúa para darles protección a las familias.

González aseguró que en materia de seguridad ciudadana, la meta de Nicaragua es potenciar cada vez más las capacidades y la articulación, en acciones concretas como profundizar la formación de los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida.

Por otro lado, puntualizó que la estrategia de seguridad ciudadana lleva a una transformación de la conciencia que va creando el clima de tranquilidad que se vive en el país.

Finalmente el Comisionado General Francisco Díaz, destacó que bajo el modelo de persona, familia y comunidad en el marco de la estrategia de seguridad se han reducido los niveles de violencia e inseguridad, que son fenómenos sociales multi causales.

Señaló que la Policía Nacional ha desarrollado estrategias con enfoques comunitarios para reducir los delitos y los accidentes de tránsito, fortaleciendo el modelo del gobierno que orienta trabajar desde la persona, la familia y la comunidad.

Indicó que el trabajo policial para disminuir el comportamiento de la actividad delictiva y de la peligrosidad de los accidentes, se basa en la articulación con instituciones gubernamentales como el Ministerio de la Juventud, Sinapred, Ministerio de la familia, Sinapred, Instituto de Turismo, los Gobiernos Municipales, para generar satisfacción de las familias nicaragüenses.

Díaz también explicó que en Nicaragua se está fortaleciendo la convivencia social, a través de programas sociales (como gratuidad de la educación, salud, energía, titulación, hambre cero, usura cero, casas para el pueblo) que fortalecen la seguridad ciudadana en el país.

Además manifestó que la tendencia en el país es a la reducción de la cantidad y peligrosidad del delito y reducción de homicidios, contraria a lo que ocurre en el resto de países en Centroamérica.