El Centro Nacional de Meteorología de China decretó alerta amarilla en numerosas ciudades y provincias tras una fuerte contaminación.

Según el ente, desde la noche del miércoles, una espesa niebla tóxica reduce la visibilidad a menos de 500 metros en Beijing (capital), Tianjin y zonas en las provincias de Hebei, Shandong, Henan, Jiangsu, Hunan, Jiangxi, Guizhou, Guangxi, Fujian, Yunnan y Sichuan.

Los especialistas indican que los índices de las peligrosas partículas PM2,5 sobrepasaron en la capital los 500 puntos, cuando lo aceptable para la Organización Mundial de la Salud (OMS) son 35.

Las sustancias tienen un diámetro aerodinámico interior a 2,5 micrómetros, son las de mayor peligro para la salud humana porque al inhalarlas pueden alcanzar zonas periféricas de los bronquios.

Según la OMS, la contaminación del aire provoca 1,3 millones de muertes anuales a nivel mundial y afecta de forma desproporcionada a quienes residen en países de ingresos medios.