El gobierno del comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo restituyó el derecho de 250 pobladores de San Marcos de Apatite de poder contar con energía eléctrica domiciliar, tras pasar unos 150 años en la más completa oscuridad por las noches y sin que ninguna administración gubernamental neoliberal se preocupara por la situación de esta comunidad de Muy-Muy, departamento de Matagalpa.

La restitución del derecho de los pobladores de San Marcos de Apatite fue realizada durante el acto de inauguración del servicio en la localidad por parte de autoridades de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL), la alcaldía de Muy-Muy y los Gabinetes de la Familia.

Al respecto el ingeniero Mario Esquivel, de la dirección de ENATREL manifestó que realmente la población se mostró sumamente agradecida con el gobierno del presidente Daniel Ortega por poder contar ahora con el servicio de energía eléctrica y salir de 150 años de oscuridad.

El compañero Esquivel agregó que ENATREL construyó 1.51 kilómetros de red a un costo de un millón 245 mil córdobas, lo que significó mayor desarrollo para ellos, tanto para la comunidad en su conjunto como para cada una de las familias que viven en ella porque hoy pueden hacer una serie de cosas que antes sin luz eléctrica no podía hacer, como estudiar de noche y usar audiovisuales en la escuela.

Destacó el compañero Esquivel que tanto Matagalpa, departamento donde queda San Marcos de Apatite, como Nueva Segovia y Jinotega, tienen algunos de los municipios más alejados en el país.

Electricidad facilitó la vida a pobladores

Al respecto María Jesenia Sánchez explicó “ahora es más fácil planchar la ropa porque antes teníamos que esperar a que calentara en el fuego la plancha de hierro, pero ahora vamos a usar la luz eléctrica para planchar con lo que ahorramos tiempo y no nos calentamos las manos”.

Ana María López por su lado agregó que “entre la vida actual y la anterior hay mucha diferencia porque ahora se facilita todo al contar con la luz eléctrica que con ningún gobierno anterior se logró obtener, solo con el sandinista que se puso las baterías”.

Entre tanto Jader Moisés Murillo Alaniz dijo “ahora que tenemos el servicio de energía eléctrica las cosas realmente han cambiado, no tenemos que caminar mucho para cargar el celular, podemos estudiar de noche y hacer las tareas mientras uno trabaja en el día”.

Mientras Leoncio Sánchez otro habitante del lugar dijo “nos sentimos alegres de que se inaugure el servicio de energía eléctrica que nos instaló el gobierno, ahora ya no gastaremos en gas, candelas, focos, aunque si por el servicio de electricidad”.