El padre Antonio Castro, cura párroco de la iglesia La Merced en el barrio Larreynaga de Managua, aseguró que el Papa Francisco tomó una decisión “muy sabia” al nombrar Cardenal al Arzobispo de Managua Leopoldo Brenes, un hombre de Dios que siempre está cerca del pueblo.

“El Papa Francisco en este sentido ha querido renovar totalmente la iglesia universal y la estructura vaticana nombrando un nuevo gabinete, 16 cardenales, de los cuales 6 son de América Latina y uno de ellos, creo que es el más joven es Monseñor Leopoldo Brenes”, dijo Castro.

Este sacerdote muy querido en su comunidad, considera que el Papa Francisco pensó en Monseñor Brenes “porque llevan una misma línea de pensamiento pastoral, una misma línea en teología a favor de esa opción de Dios por los pobres. No es de extrañar que el Papa haya escogido al arzobispo Leopoldo Brenes”.

Subrayó que el Papa Francisco envió una carta a cada cardenal nombrado, donde les recuerda que el nombramiento no es de privilegio, ni de grandezas, sino que debe ser utilizado para servir a los más pobres, a todo aquel que requiera la palabra de Dios.

América Latina es la esperanza

“Cada uno de ellos debe recibirlo con humildad, con un espíritu de cercanía al pueblo, de ser pastores con olor a ovejas; en Nicaragua diríamos pastores con olor a ternero, a cerdo, a pueblo, en una palabra, es decir cerca del pueblo, cerca de la gente”.

Castro manifestó que la decisión de nombrar 6 cardenales en América Latina, debe traducirse en la importancia que le da el Santo Padre a esta región del mundo, lugar donde existen mayores poblaciones de católicos.

Reconoció que la fe católica en algunas regiones del mundo ha decaído y es por eso algunas iglesias en Europa están vacías y “muchos edificios de templos, monasterios, de conventos han sido subastados, han sido vendidos, ¿por qué? porque no hay vocación, porque se ha secularizado tanto, entonces América Latina es la esperanza para establecer ese reino de Dios que Cristo vino a implantar”.