El dirigente laico católico Marlon Valdivia, manifestó que “es una bendición que monseñor Leopoldo Brenes haya llegado a la dignidad de Cardenal, tomando en cuenta que es un hombre sencillo que vino aprendiendo con los años de trabajar a la par del Cardenal Miguel Obando y Bravo”.

Valdivia añadió que el nuevo cardenal, Su Eminencia Leopoldo Brenes, aprendió del Cardenal Miguel Obando y Bravo ese espíritu de estar cerca de la gente pobre y de estar y mediar en los conflictos más importantes que ha habido en la historia de Nicaragua para evitar el derramamiento de sangre.

El laico, quien ha sido siempre muy cercano al cardenal Obando, consideró que Brenes, como arzobispo de Managua y ahora cardenal, “seguirá trabajando y profundizando sobre la evangelización, trabajando para acercar más la iglesia a los más amplios sectores de la población”.

Añadió Valdivia que “es una dicha para el país tener un nuevo cardenal y tener la dicha de tener dos cardenales en un país tan pequeño, lo que debe motivar a la feligresía, a los hombres de buena voluntad, no solamente a los católicos”.

En ese sentido explicó que él ha recibido llamadas de dirigentes religiosos evangélicos, felicitando al sector católico por la designación como cardenal del arzobispo Leopoldo Brenes, lo que dijo debe avivar el acercamiento espiritual, el trabajo de llevar el evangelio a la profundidad de los corazones.

Una sociedad que conozca más de Dios

Para del dirigente laico el trabajo que seguramente continuará impulsando el arzobispo de Managua, cardenal Brenes, será de ayudar en buscar cómo crear una sociedad que conozca más de Dios, que sea solidaria, que tenga menos violencia, a practicar la tolerancia religiosa.

En ese sentido dijo “los católicos no somos una mayoría absoluta, tenemos un 54 o 55 %, pero hay hermanos de otras iglesias y tenemos con ellos que compartir la misión de evangelización dentro del pueblo nicaragüense”.

Señaló Valdivia que el cardenal Leopoldo Brenes es un hombre humilde que entró al seminario en los años cuando el cardenal Obando era arzobispo, vino aprendiendo desde muy joven de la santidad de monseñor Obando, de su trabajo y mientras fue obispo auxiliar desempeñó un trabajo excelente en Managua.

Hombre humilde

Añadió que el cardenal Brenes es un hombre humilde que se le mira de repente en un supermercado comprando, se le mira en actividades cerca de la gente y tuvo un gran maestro en el cardenal Obando.

En ese sentido dijo que a los católicos les alegra la designación como cardenal del dirigente religioso nicaragüense por parte del papa Francisco, a quien le llamó la atención la actitud humilde del arzobispo Brenes.

Agregó que en ese sentido “estamos comprometido a orar porque el trabajo del cardenal Brenes sea iluminado por el Espíritu Santo y que el trabajo pastoral sea armonizado con los demás miembros de la conferencia episcopal”.