Si usted es amante de las tradiciones nicaragüenses las fiestas patronales de Diriamba en honor a San Sebastián, son una de mejores oportunidades para disfrutar de una de las expresiones culturales más famosas del país.

Unido a la riqueza cultural, donde convergen bailes, música y gastronomía, el elemento religioso es realmente fascinante porque a la imagen de San Sebastián no solo la veneran los caraceños sino también miles de promesantes del resto del país, y la admiran cientos de turistas extranjeros que vienen todos los años a ser testigos de una fiesta inolvidable.

El día clave de toda esta celebración será este domingo 19 de enero cuando se realice el tradicional tope de santos. Este se realiza como todos los años en el cercano municipio de Dolores con el encuentro entre Santiago, patrono de Jinotepe; San Marcos, patrono del municipio homónimo, y por supuesto el protagonista de las fiestas: San Sebastián.

Si bien esto puede considerarse el hecho supremo de todas las festividades, el visitante tiene una gran variedad de opciones para distraerse a lo grande. Una de estas son los bailes, destacando la comedia bailete El Güegüense, declarado por la Unesco Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad. Si El Güegüense le fascina, no menos harán bailes como las inditas, el toro guaco y todo el repertorio danzario de fuerte arraigo popular.

Si lo suyo también son las comidas, el otro orgullo de Diriamba es su rica gastronomía representada en esta ocasión por la chicha de jengibre y el picadillo, a lo que hay que sumar otros platos preferidos por los nicaragüenses como el nacatamal, el pinolillo, la cajeta negra y las rosquillas.

De acuerdo al Mayordomo de estas fiestas, Silvio Mendieta, solo la mayordomía estará preparando 4 mil nacatamales y 6 mil platos de picadillos, los cuales serán repartidos a los fieles promesantes.

Mendieta invitó a participar este 19 por la noche a los no menos tradicionales juegos de pólvora, donde el visitante podrá disfrutar de un grandioso juego de luces chinas.

“Invitamos a toda Nicaragua a que visiten Diriamba, que conozcan esta bella ciudad, sus tradiciones, su cultura, y que visiten la enramada del mayordomo para probar sus comidas tradicionales”, señaló el mayordomo.

Espectacular presentación del Ballet Folklórico Nicaragüense

De estas fiestas algo que se ha vuelto toda una tradición, es la presentación del Ballet Folklórico Nicaragüense, del maestro Ronald Abud. Esta se realizará el lunes 20 de enero frente a la basílica de San Sebastián a partir de las 6:30 de la tarde y culminará una hora y media después, al momento que entre la procesión de la Santa Imagen.

Abud explicó que este año en su primer bloque estarán poniéndose en escena temas alusivos a “todas las manifestaciones folklóricas diriambinas” como El Güegüense, el toro guaco, los viejos, diablitos, inditas cantoras, húngaras, y el viejo y la vieja. Luego van a estar los estrenos como la cuchara panda, la cumbia chinandegana y romería de amor. Posteriormente vendrán los clásicos como el palo encintado, y finalmente La Gritería, que es un tema muy icónico del ballet, y de gran encanto para la gente.

El maestro subrayó que serán 58 los bailarines en escena, además de músicos y personal de apoyo.

“Sé que el público concurre masivamente. Siempre la gente se apodera de los lugares desde muy temprano (…). Ahora han puesto una buena tarima, un buen recurso de luces y sonidos, y pues creemos que sumado a la calidad del espectáculo y a la experiencia que el ballet ha demostrado, será una noche maravillosa”, manifestó.

Abud recordó que el ballet tiene casi tres décadas de bailar en las fiestas patronales, convirtiéndose por lo tanto en parte inseparable de esta celebración.

“Yo me siento muy complacido porque dice un refrán que nadie es profeta en su tierra, y yo pienso que eso es solo un refrán. Nosotros, el Ballet Folklórico y yo hemos roto ese tabú: el ballet Folklórico sí es un profeta en su tierra”, destacó.