El originario del Distrito Federal ganó hoy el Globo de Oro a mejor director por su trabajo en "Gravity", durante la ceremonia que se lleva a cabo en un hotel de Beverly Hills.

Al recibir la distinción, el cineasta mexicano visiblemente emocionado dedicó su premio a su madre y bromeó con Sandra Bullock, la actriz protagónica, por no haber renunciado pese a las confusiones debido a su acento hispano.

"Gracias por no renunciar, a pesar de cuando entendiste que te dije que te iba a dar herpes, en vez de un `ear piece´ [apuntador para el oído]".

Y continuó: "Gracias Warner Brothers, gracias Steve Rabineau". El director no olvidó dedicar algunas palabras de agradecimiento en español a sus personas más cercanas, entre ellos su madre y su hijo (y guionista del filme) Jonás Cuarón.