El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, pidió al presidente Juan Manuel Santos esperar la decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre su caso, cuya Convención prohíbe que un funcionario administrativo destituya el voto popular en cualquier país democrático.

En su discurso la víspera, ante una multitudinaria concentración en la Plaza Bolívar, Petro aludió a la decisión que debe anunciar, en los próximos días, el procurador general Alejandro Ordoñez sobre el recurso que interpuesto para revocar la destitución e inhabilitación dictada en su contra.

De hacerse efectivo ese dictamen, en segunda instancia, quedaría sin efecto la posibilidad del Referendo convocado por la Registraduría, el 2 de marzo venidero, para que sean los bogotanos quienes decidan, con su sufragio, la permanencia, o no, del alcalde citadino en su cargo.

Ante esa posibilidad, explicó Petro, Ordóñez tendrá que enviar a Santos la carta usual en que reafirme su fallo en primera instancia del pasado 9 de diciembre.

Le tocará una difícil decisión al presidente de la República y también difíciles decisiones a la ciudadanía de Bogotá, dijo.

Tocará decidir entre una dualidad bien definida: que no es Petro y lo que el representa lo que se va de Colombia o de Bogotá, y que los que se tienen que ir de las funciones públicas que ejercen "son las mentalidades cavernícolas que nos quieren convocar a una violencia eterna".

Espero, añadió, que la justicia se ponga al lado de estas multitudes y detenga la arbitrariedad. De lo contrario, convocaremos con carácter permanente a la más grande movilización en la historia de Bogotá.

Lo haremos, reiteró, el día que el procurador general ratifique su eventual sentencia, el será quien ponga la hora y la fecha.

Petro llamó a llenar ese día todas las plazas públicas de todas las regiones del país para conformar una plataforma Constituyente democrática de la nación, "en la que no habrá cabida para la injusticia, la barbarie, la corrupción y la politiquería que se ha acostumbrado a manejarnos como rebaños mientras nos masacran y roban nuestros recursos".