Roberto Brenes, gerente general del Centro de Exportaciones e Inversiones (CEI), indicó que este 2014 existen todas las condiciones que ayuden a superar los U$ 2,700 millones de dólares en exportaciones. El 2013 Nicaragua cerró con cifras levemente superiores a los 2,530 millones de dólares.

“Estamos siendo conservadores con las exportaciones del 2014 y situamos una cifra en aproximadamente 2 mil 700 millones, sin embargo nosotros esperamos que esa cifra las podamos revisar en los primeros 90 días de este año porque hay muy buenas perspectivas para los productos nicaragüenses en el exterior a consecuencias de los nuevos mercados que estamos incursionando, uno de ellos evidentemente es Europa, el que ha mostrado mucho interés”, dijo Brenes.

Indicó que este año Nicaragua tiene que seguir fortaleciendo el mercado de
Venezuela, así como otros nuevos, entres esta la Federación de Rusia, Chile, Taiwán y otras naciones asiáticas.

Sugirió incentivar las relaciones comerciales con otras naciones de Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), como Bolivia, Cuba, Ecuador y con naciones del Caribe.

Incentivar la agroindustria

“Los tenemos que hacer ante la caída de algunos precios internacionales que nos afectan, es duplicar los esfuerzos con nuevos productos e incentivar la agroindustria que es el futuro de Nicaragua y de los productores, y las inversiones para que de esta manera no estemos hablando de aquí a tres meses de 2 mil 700 millones, sino que estemos hablando un poco más cerca de los 3 mil millones de dólares”, expresó.

Brenes habló que Nicaragua debe apostar por los productos no tradicionales, como la chía, las frutas tropicales, derivados de la yuca, frijoles, pitahaya, miel, cacao.

“Nicaragua tiene un porvenir sumamente positivo en cuanto a su variedad de productos exportables, lo que debemos de hacer es comenzar y continuar con el proceso de conocimiento de las regulaciones internacionales y preparación para entrar a estos mercados y creo que lo estamos haciendo bien”, dijo.

Sobre las inversiones, subrayó que la agencia Pro-Nicaragua realiza una excelente labor en la promoción de las grandes inversiones directas extranjeras, pero también se debe promover los pequeños negocios, incluyendo entre compradores extranjeros y productores nicaragüenses.

Brenes señaló que a Nicaragua le vienen mejores días en cuanto a la inversión extranjera, sobre todo con la labor que viene ejerciendo Pro-Nicaragua en naciones europeas como España, Francia y Alemania. El 2013 se tiene proyectado unos 1,500 millones de dólares en inversiones directas.

Nicaragua es un país de oportunidades

“Nicaragua ya lo ha demostrado y lo sigue demostrando que somos un país de oportunidades y hemos visto, nosotros lo vemos aquí en el CEI casi a diario nuevas inversiones, nuevas personas indagando sobre productos nicaragüenses que pueden ser industrializado y eso es lógicamente nos da una perspectiva positiva para lo que va a suceder en el futuro”, señaló Brenes.

Aseguró que Nicaragua es un país atractivo para inversionistas, pues además del calor humano del nicaragüense, también se toma muy en cuenta la seguridad jurídica, la seguridad ciudadana, la estabilidad social, el clima de negocios y la laboriosidad de los trabajadores.