Se ha despachado bastante bien. La polémica está servida. Meryl Streep, que está de estreno con 'Agosto', no ha dudado en explicar todo lo que siente acerca del gigante histórico de la animación. La triple ganadora del Oscar (dos a la actriz principal y una de reparto) ha hablado claro en la entrega de premios que se celebró en Nueva York por parte de la National Board of Review.

En ese escenario, Meryl Streep no dudó en calificar al padre de Mickey Mouse, el legendario Walt Disney como un hombre "sexista y antisemita".

Todo sucedió cuando la genial actriz tenía que presentar un premio para Emma Thompson, que ha dado vida a P.L. Travers, la creadora de Mary Poppins en la esperada película Al encuentro de Mr. Banks, en la que Tom Hanks ha dado vida a Disney.

En ese momento, Meryl Streep dijo seriamente que "algunos de sus socios declararon que a Disney no le gustaban las mujeres". No se quedó ahí, ya que incluso aludió a una carta que la compañía redactó para una mujer que les pedía trabajo en el año 1938.
Así decía el texto: "Las mujeres no realizan ningún trabajo creativo que esté relacionado con la preparación de los dibujos para la pantalla, ya que esa tarea corresponde en su totalidad a hombres jóvenes".

Meryl Streep continúo su discurso diciendo que Disney "apoyaba a un grupo de presión antisemita dentro de la industria". Y va más allá: "Disney, que trajo alegría, sin duda, a miles de millones de personas, era tal vez, o tuvo en algún momento... inclinaciones racistas. Él formó y apoyó a un lobby industrial antisemita... y fue sin duda, teniendo evidencias en las políticas de su empresa, un misógino"

Estos comentarios de Meryl Streep chocan con la visión que da la película Al encuentro de Mr. Banks de Walt Disney, tal y como podrán ver los espectadores españoles desde el el próximo 31 de enero en las salas de cine del país, ya que es la fecha de su estreno.

En el filme se ve cómo Walt Disney luchó sin parar durante 14 años hasta conseguir los derechos de la popular novela escrita por Travers.

Además, choca bastante que Meryl Streep ofrezca esta valoración después de haber aceptado el papel de bruja en Into The Woods, nueva película de la compañía Disney, que está basada en el popular musical del mismo nombre.