Colmada del pueblo nicaragüense y sandinista se encontraba anoche la funeraria Monte de los Olivos, lugar en el que se realizó la vela de la reconocida militante del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Gloria Martínez, conocida popularmente como “La Cachorra”, quien fue también dirigente de la Asociación de Madres de Héroes y Mártires “Camilo Ortega Saavedra”.

El diputado parlacénico, Jacinto Suárez expresó que “quienes vivimos muchísimos años dentro del Sandinismo sabemos que uno de nuestros grandes valores eran nuestros héroes y mártires, de quienes estas madres heredaban la bandera, con la combatividad, la persistencia y la valentía que tenía la Cachorra”.

En ese sentido, expresó que la Cachorra es una figura simbólica y trascendente de las madres, de los caídos, el símbolo mismo de lo que costó esta lucha a favor del pueblo de Nicaragua.

Por su lado, el también diputado José Figueroa catalogó el legado de la compañera Gloria Martínez como “de lucha por los derechos de las madres de los caídos, de los discapacitados de guerra, por los derechos de los sectores más empobrecidos de nuestro país que eran excluidos de los programas de los gobiernos neoliberales”.

Ejemplo para jóvenes

Figueroa señaló que la cachorra fue una firma defensora de los principios del sandinismo en los momentos más difíciles, cuando el FSLN no estaba en el poder, ahí estaba enérgica, llena de optimismo, fidelidad, lealtad a la bandera rojinegra y al comandante Daniel Ortega.

El diputado Edwin Castro quien se encontraba también en el interior de la funeraria, expresó que Gloria Martínez, además de ser una digna representante de la mujer nicaragüense y de la mujer centroamericana de origen salvadoreño, representaba esos valores del Sandinismo que no se pueden perder, que son los héroes y mártires.

Ejemplo de lucha por ideales del FSLN

“Las madres de héroes y mártires son el ejemplo vivo de toda esa lucha y caminar del Frente Sandinista y eso fue la vida de Gloria Martínez, la Cachorra, que además de ser una madre de cuatro héroes y mártires, era una organizadora de las madres que andaba en todo el país y era una voz permanente en todas las asambleas sandinistas”, agregó el diputado Castro.

Entre tanto, María Guadalupe Cáceres Largaespada, bisnieta de Gloria Martínez, “La Cachorra”, dijo que su bisabuela fue un ejemplo para todos los jóvenes y personas mayores al luchar por sus ideales, por sus valores y principios, era una persona con coraje y era digna de admirar.

“Mi bisabuela tenía una forma tan linda de expresarse y sabía valorar a las personas, tenía amor para la familia y además era alegre a pesar de su enfermedad contra la cual luchó hasta los últimos momentos, por lo que me dejó recuerdos y esperanzas”, expresó la joven.