La disposición del Gobierno de mantener su horario laboral en los horarios normales de 8 de la mañana a 5 de la tarde viene a garantizar una buena atención al pueblo nicaragüense, asegura la población que diariamente demanda los servicios de diferentes instituciones del Estado.

“Me parece buena la medida, porque si uno no puede hacer sus gestiones por la mañana bien puede venir a hacerlas por la tarde. El horario que habían anunciado de 7 de la mañana a 1 de la tarde no me parecía”, destacó María Gabriela Calero, pobladora del barrio Jonathan González, una de los usuarios de Servicios de Gobierno (Servigob).

De acuerdo a la población este es el principal argumento para valorar como positivo un horario normal de atención, ya que no todos tienen la disponibilidad de realizar sus gestiones por la mañana.

El señor Paulo Pérez dijo que él no estaba de acuerdo con la disposición de trabajar de 7 de la mañana a una de la tarde, ya que un horario hasta las 5 pm garantiza una mayor agilización del trabajo.

“Ahora si uno puede venir en la tarde lo hace y si puede solo en la mañana también lo hace. Yo lo miro correcto”, manifestó Pérez.

Para los trabajadores del Estado si bien la disposición de trabajar hasta la una de la tarde no significaba disminuir la calidad de la atención a la población, si significaba mayores esfuerzos para atenderla.

En este sentido el horario normal representa mantener el mismo nivel de atención garantizando el trato con calidez y la eficiencia en el trabajo.

“Siempre estamos con la mejor disposición, con el mejor ánimo. Nuestra fuerza, nuestro trabajo está dedicado a la atención del pueblo nicaragüense”, aseguró Orlando Zelaya, trabajador del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).