Representantes del Ministerio Público afirmaron que Roberto Bendaña McEwan es un delincuente común que actualmente está prófugo de la justicia nicaragüense y por tanto las autoridades del país en que se encuentre tienen que prestar toda su colaboración y regresarlo a Nicaragua.

De esa manera se refirió la Fiscal Adjunta del Ministerio Público, Ana Julia Guido, quien agregó que Roberto Bendaña en ninguna de las oportunidades en las que se le interrogó, no quiso revelar adónde fueron a parar 400 mil dólares de los 525 mil dólares que las religiosas de la compañía Santa Teresa de Jesús entregaron

Guido mostró fotocopia de un cheque número 000001 girado por las religiosas por 400 mil dólares, a favor de la empresa Café Don Paco S.A, propiedad entonces de Bendaña y Álvaro Montealegre.

En esta misma fotocopia que consta como prueba numero 000103 se observa la firma de Bendaña con fecha del 3 de julio del 2009. En la parte superior de la firma se lee “recibí por parte de empresa International Investment and Financial Services, cheques por valor de U$400,000.00 en concepto de préstamo a un año de plazo. Los términos y condiciones de este préstamo serán expresadas en documento aparte”.

Guido con documentos en mano señaló que a Bendaña en reiteradas ocasiones se le preguntó adónde fue a parar ese dinero, respuesta que nunca fue aclarada.

Rechazó los argumentos dados por Bendaña a través de las redes sociales en donde afirma que el proceso judicial y las acusaciones forman parte de una persecución política, argumentos que se caen ante las abundantes denuncias de las familias que se desprendieron de cuantiosas sumas en dólares, para entregárselas a la empresa International Investment and Financial Services, firma en la que Bendaña, junto a su cuñado Álvaro Montealegre y Hugo Paguaga eran socios.

“El señor Bendaña ha estado en los medios de comunicación hablando, diciendo que fue tratado muy mal, de que no se le dio lugar a las pruebas que presentó, etc., etc., lo cual son un montón de mentiras lo que él ha venido diciendo. Aquí desde el primer momento que se inició esta investigación, a él, como a los otras personas investigadas se les respetaron cada uno de sus derechos constitucionales y cada una de las garantías procesales, a estas personas primero se les investigó y cada vez que se les tomó una entrevista se les dio el derecho a no declarar y el día que dijeron que no querían decir nada, firmaron y se fueron”, declaró Guido.

Agregó que Bendaña no puede decir que la fiscalía le ha restringido sus derechos y garantías procesales, pues muchas peticiones que hicieron los abogados defensores fueron permitidas por el juez y aceptadas por la Fiscalía.

“El Ministerio Público fue muy abierto en eso, como el juez también todas las solicitudes que hicieron se les dio lugar, entonces no puede venir decir ahora que no se le respetó y que aquí no hay justicia en Nicaragua, sencillamente lo que nunca quiso reconocer es que ahora si podemos decir nosotros que es un delincuente porque eso ya está probado y está probado en el mismo momento, en este caso, porque hay un quebrantamiento de una medida cautelar y eso no hay que probarlo”, señaló.

“Él ahorita actualmente es un prófugo de la justicia que está siendo buscando a nivel internacional, está circulado a nivel nacional, a nivel internacional”.

Sostuvo que mientras no se conozca oficialmente el paradero de Bendaña, las autoridades solo toca esperar que la Interpol lo encuentre.

“Mientras oficialmente no conozcamos que está en determinado país, para nosotros simplemente es una especulación, el día que nosotros sepamos que está en determinado país tenemos que solicitarle oficialmente a la cancillería que le mande a ese país a solicitar si Roberto Bendaña entró a ese país y ese país tendrá que responder oficialmente si entró y si ese ciudadano se encuentra en ese país”.

En caso que Bendaña se encuentre en Houston Texas, Estados Unidos, tal y como su propia progenitora ha afirmado, Guido señaló que Estados Unidos debe entregarlo, sobre todo porque oficialmente este prófugo de la justicia es nicaragüense.

Reconoció que la ley no permite que alguien sea procesado en ausencia, así como también no existe tratado de extradición con Estados Unidos, sobre todo cuando se trata de ciudadanos norteamericanos, sin embargo resaltó que Nicaragua ha entregado a prófugos de ese país que han sido detenidos en nuestro suelo.

Guido señaló que Bendaña no puede argumentar criterios políticos, porque nunca de las personas que lo acusan y lo señalan de estafa ejerce la política, en cambio se trata de familias que entregaron los ahorros de toda su vida y ahora se ven que no tienen nada.

"Nosotros tuvimos aquí a las personas y a las victimas, ustedes saben que hay casos muy dramáticos que yo se los hice a saber a ustedes en algunas ocasiones, de personas que perdieron su casa y su dinero, personas que entregaron su jubilación, les robaron su jubilación y ahora no tienen dinero para vivir", reveló.

Sostuvo que existe propiedades y montos que les tienen retenidos a los procesados que cubre en parte lo estafado a las monjitas del Teresiano, sin embargo para el resto de afectado no cubre al total de los daños.

Aclaró que la decisión de Bendaña no tiene porque afectar a los otros dos involucrados, "la responsabilidad son individuales y son personales, hasta ahora las otras personas no han quebrantado ninguna medida".