Con mucho amor, fe y devoción los pobladores del municipio de Tipitapa en Managua han dado inicio a las festividades en honor a la milagrosa imagen del Cristo de Esquipulas, las que se extienden durante dos semanas, en las que todos los creyentes manifiestan su agradecimiento por los milagros concedidos a través del pago de promesas.

Las festividades iniciaron con la bajada de la imagen en la iglesia del municipio, donde miles de creyentes cantaron y elevaron sus plegarias, marcando este el inicio de una serie de actividades las que están a cargo del comité organizador encabezado por el compañero Cesar Vásquez, alcalde del municipio, el sacerdote Oswaldo Tijerino y la mayordoma de las fiestas la señora María Colomer.

Las festividades en honor al señor de Esquipulas son las primeras festividades religiosas del año, por tal razón los organizadores tiran la casa por la ventana con una serie de actividades religiosas y populares, las que atraen no solo a los lugareños sino a miles de católicos de municipios aledaños y otros departamentos del país.

“Como parte de nuestro compromiso con el pueblo católico y creyente de nuestro municipio, estamos trabajando en la celebración de nuestras festividades locales, para ello se están llevando a cabo la realización de las eucaristías y las tradicionales dianas, las que acompañan a la imagen durante su recorrido por las calles de Tipitapa, además estamos realizando actividades populares como las montadas de toros, carreras de cintas y la elección de nuestra reina la que será coronada en una fiesta popular el último día de las actividades” manifestó el alcalde.

“También estamos llevando a cabo los rezos del novenario del Señor de Esquipulas, en la que todos los fieles pagan sus intenciones, el 14 de enero se realizará el sacramento del bautismo y el próximo 15 de enero, se realizan los sacramentos de la comunión, la cual estará oficiada por Monseñor Eddy Montenegro” añadió.

Por su parte la mayordoma de las festividades, nos compartió que la responsabilidad de estar al frente de estas fiestas es una tradición familiar, la cual le fue heredada por su hermano desde 1990, es por tal razón que todos los años con el apoyo de sus hermanos y familiares brindan lo mejor en estas festividades en las que reafirman su fe hacia la imagen del Cristo de Esquipulas.

“Nuestra devoción es una muestra de agradecimiento a la imagen por tantas bendiciones que nos ha brindado, por ello dentro de nuestra mayordomía nos hacemos cargo de la imagen y de todo lo que contempla las festividades, nosotros compartimos con los creyentes todos los años porque hacemos entrega de alimentos y acompañamos a la imagen en sus eucaristías y en las procesiones” destacó Colomer.

Las festividades finalizarán el próximo 22 de este mes con la subida de la imagen en su santuario, en el cual esperará un año más para que su pueblo lo acompañe una vez más en las celebraciones que atraen a miles de creyentes.