Trabajadores de la Alcaldía de Managua daban los últimos detalles en las áreas verdes del simbólico parque capitalino, sembrando grama y árboles, mientras jóvenes muralistas del Movimiento Cultural Leonel Rugama, daban los últimos trazos de una hermosa obra pictórica.

Utilizando colores como el amarillo, verde, rojo y celeste, los jóvenes pintores daban los últimos detalles del mural artístico que refleja nuestras montañas, el rostro del pequeño Luis Alfonso Velázquez Flores, la silueta de una familia tomada de la mano y otros niños jugando en las diversas atracciones infantiles.

“Este mural engloba el concepto de la unidad de las familias, del derecho a la recreación que este gobierno promueve y la protección del medio ambiente”, dijo Vladimir Hernández, muralista.

La primera etapa de este proyecto consistió en la construcción del muro perimetral alrededor de las 14 manzanas que componen el complejo recreativo, que durante las administraciones neoliberales fue abandonado totalmente.

En el lugar también se encuentra un campo de futbol con grama sintética, cuatro canchas de baloncestos con las medidas internacionales aprobadas por la Federación Internacional de Baloncesto y seis juegos infantiles.  A esto hay que agregarle vestidores, cafetines y otros atractivos para el deleite de la familia.

En días pasados el Secretario General de la Alcaldía de Managua, compañero Fidel Moreno, la tercera etapa del proyecto de remodelación contempla la construcción de un estadio de beisbol infantil, canchas de voleibol, más juegos infantiles, áreas para celebración de piñatas y espacios para la realización de jornadas culturales.

En las dos principales canchas de baloncestos se instalará la pista de Pulastic un material idéntico al que utilizan la liga de basquetbol de Estados Unidos. En las otras dos canchas alternas se instaló un material llamado versacor. Los tableros son de policarbonato.

Población muy contenta

Todas las canchas y áreas de juegos infantiles se encuentran totalmente iluminadas y la seguridad que brindaran 14 “guardaparques”, lo que convierte al lugar en un sitio de comunicación de las familias.

Las labores de remodelación son tan notorias que las personas que caminan por la acera del parque, pueden observar el gran cambio experimentado en este sitio de gratos recuerdos para la generación de niños y jóvenes de los años 80.

El señor Pedro Centeno fue parte de esa generación de jóvenes que todos los fines de semana visitaba el parque infantil, acción que no pudo realizar con sus hijos durante los años 90, época en que el lugar fue abandonado.

“Me gusta caminar por este sector y me llamó la atención la nueva imagen que se le está dando al parque Luis Alfonso Velázquez, creo que es muy acertada la idea de rescatar esta tradición de los managuas de visitar los parques (…) creo que este parque se está convirtiendo en el centro de lo que podría ser en un futuro un proyecto bonito de ir haciendo parques en toda la ciudad”, dijo Centeno.

Humberto Barberena de 19 años, también caminaba por la acera y no pudo dejar de mirar el nuevo complejo deportivo y recreativo, el que espera sea inaugurado muy pronto para llegar a jugar junto a sus amigos del barrio Monseñor Lezcano.

“Me parece muy bien este nuevo parque y está bien que lo hayan remodelado, está bastante bonito y está bueno que se preocupen por la juventud nicaragüense. Hay que cuidarlo bastante, porque así como se preocupan por nosotros, también debemos de cuidar las cosas que nos hace el gobierno”, señaló Barberena.