Las reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), que este mes han entrado en vigencia, lo que buscan es preservar los derechos de los trabajadores y garantizar la estabilidad del seguro social nicaragüense, aseguró el doctor Gustavo Porras, secretario general del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT).

Porras recordó que estas reformas son el resultado del modelo de diálogo, alianzas y consensos que impulsa el gobierno, en donde no se tuvo que ampliar la edad de jubilación a los 65 años ni las cotizaciones a 1500 semanas.

Explicó que para lograr la capitalización del INSS el sector empleador aceptó que se incremente su cuota anual entre los años 2014 y 2017. Esto quiere decir que la cuota patronal pasará en este periodo del 16% al 19%.

Igualmente el techo máximo cotizable al INSS pasará en 2014 de 37 mil a 54 mil córdobas, mientras que para el 2015 ese techo pasaría a 72 mil córdobas.

“Todos aquellos que antes no cotizaban como correspondía por la cantidad de salario que tiene, ahora lo van a hacer. Eso hace que el INSS tenga un aumento en las recaudaciones”, manifestó Porras.

Señaló que en estas reformas las pensiones mínimas no aumentarán en relación al salario mínimo sino en relación al porcentaje en que crece el salario promedio de todos los cotizantes al INSS, a lo que hay que aumentar lo que es el mantenimiento de valor.

En cuanto a la pensión reducida a los adultos mayores, indicó que las reformas también contemplan el ingreso de más ancianos a este grupo de jubilados.

Porras subrayó que la idea es garantizar una estabilidad en la Seguridad Social hasta el año 2033.

Gobierno honra su deuda

De igual opinión se mostró el secretario general de la Unión Nacional de Empleados (UNE), Domingo Pérez. El dirigente sindical recordó que para capitalizar al INSS el gobierno incluso decidió honrar su deuda histórica con el Seguro Social, lo cual es un ejemplo de que en estas negociaciones lo que se buscaba era el aporte de todos para darle capacidad financiera a la institución.

Pérez fue tajante al afirmar que lo que garantizan estas nuevas medidas es que el que tiene mayores ingresos debe aportar más al INSS.

Canal Interoceánico incrementaría estabilidad

Sin embargo, estas proyecciones no incluyen el escenario económico que tendría Nicaragua con el Gran Canal Interoceánico. De acuerdo al doctor Gustavo Porras, el gobierno ha sido claro en que la construcción de este megaproyecto iniciará a finales del presente año.

El sindicalista aseguró que esto a su vez representa un reto para los trabajadores, quienes tendrán que prepararse para ir cubriendo la demanda de mano de obra.

No obstante recordó que ello no debe significar el abandono de las actividades agropecuarias tradicionales de Nicaragua, en las que radica actualmente la fortaleza productiva del país.