Más de dos siglos despues Venezuela conmemora el Bicentésimo Segundo Aniversario de su declaratoria de Independencia.

En Nicaragua, el acto solemne estuvo encabezado por la Embajadora de Venezuela, María Alejandra Ávila; miembros del cuerpo diplomático acreditado en el país; altos mandos del Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional, entre otras representaciones.

Tras depositar numerosas ofrendas florales en la estatua del libertador Simón Bolívar, ubicado contiguo a la Plaza de la Revolución en la capital, la Embajadora de Venezuela leyó una reseña histórica sobre los sucesos que antecedieron a la declaratoria de independencia de su país.

En declaraciones a los medios, Ávila manifestó que aquella fecha quedó inmortalizada en la historia de América Latina, pero que es ahora cuando los sueños se están haciendo realidad.

También recordó las fortalezas de los procesos que se llevan a lo largo y ancho de América Latina, comenzando por la Revolución Cubana, y cada uno de los países que se han levantado junto a sus revoluciones, y siguen el ejemplo de Bolívar y Sandino.

“Ahora es cuando tenemos mucho por hacer, es cuando  damos larga vida a estos procesos que se están  llevando, en donde se está consolidando la independencia, la solidaridad, la cooperación entre los pueblos  y donde lo que exigimos es el respeto a la autodeterminación de cada uno  y cada una de nosotros y donde le hemos apostado al Amor, a la Paz y a la Solidaridad”, dijo la diplomática.

Comandante Presidente Chávez responde de manera positiva a tratamiento médico


Tras finalizar el acto en conmemoración del Bicentésimo Centenario de la declaración de Independencia de Venezuela, la Embajadora María Alejandra Ávila, comentó que el Presidente de Venezuela, Comandante Hugo Chávez se encuentra muy bien, respondiendo de manera positiva al tratamiento médico que se le está aplicando.

“El está  cumpliendo con sus ciclos y no ha dejado de trabajar”, dijo Ávila y agregó que al presidente venezolano se le ve muy activo, porque es un hombre con una “vitalidad extraordinaria”.

Ávila opinó que la vitalidad del presidente le es trasmitida por el amor del pueblo venezolano así como el nicaragüense, el cual ha sido manifestado por el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo en reiteradas ocasiones.

Al respecto la diplomática agradeció “tanto amor, tanta solidaridad al Comandante Presidente Daniel Ortega Saavedra, a la Compañera Rosario Murillo,  al extraordinario equipo de gobierno que le acompaña… a todos los organismos de esta Nicaragua  bella, hermosa, plena, llena de muchísima Paz en donde han estado  lado a lado de nosotros prestándonos  su aliento de Solidaridad, de Apoyo”.

La embajadora también reconoció que el Comandante Hugo Chávez sigue siendo el candidato presidencial del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para las próximas elecciones.

“Por supuesto, ahora más que nunca, ahí está más fuerte que nunca y ese es nuestro  candidato, hasta ahora no hemos siquiera pensado en ningún sustituto porque él es insustituible”, dijo Ávila y agregó que aunque nadie es imprescindible, “si somos necesarios  y él en este momento es  sumamente necesario en lo que estamos llevando adelante y que se ha concretado  a través del ALBA, a través del MERCOSUR, UNASUR, el Banco del ALBA, lo que es la CELAC que es el gran sueño del libertador”.  

Lo que no podemos permitir, recalcó Ávila, es que estos sueños que estamos llevando adelante se nos conviertan en  pesadillas, “por eso la unión es lo más importante entre todos nuestros pueblos” aseguró.