Desde la pequeña y consagrada Capilla del Santísimo, ubicada en la Catedral Metropolitana de Managua, feligreses festejaron el misterio de la encarnación, la venida y manifestación de Nuestro Señor Jesucristo al mundo, en la llamada Fiesta de la Epifanía o Día de Reyes.

Durante el mediodía de este lunes, en la santísima eucaristía, el padre Rodolfo López, expresó que los Reyes Magos son unos sabios que vinieron a adorar al Mesías, porque el Señor se les había revelado y ellos lo aceptaron como salvador.

“Estos Reyes Magos buscaron al Señor, buscaban la promesa del Señor, y había esa estrella, y esa estrella fue la forma de llegar a Dios. Dios les dio la señal para que llegaran en el lugar y el momento propicio para ver el Nacimiento del Mesías”, expuso el padre.

El religioso indicó que lo que el pueblo nicaragüense y pueblo de Dios está celebrando en esta “pequeña navidad”, es precisamente la bendición de que Jesús se haya revelado al mundo a través de su Nacimiento. También, instó a los fieles devotos a buscar la salvación, así como los Reyes buscaron al Mesías.

Las familias católicas manifestaron sentirse muy contentas de celebrar la visita de Melchor, Gaspar y Baltasar, cuyos regalos han sido el bienestar y tranquilidad que está gozando Nicaragua en estos Nuevos Tiempos de prosperidad, paz y unidad.

“Nos han traído mucha dicha los reyes este año 2014, y les hemos venido a agradecer tanto, a través de nuestro Padre, quien ha velado por este pueblo, por el mundo, por la gloria y paz de todos”, señaló Rosaura Cruz, tras elevar sus oraciones en esta Epifanía.

“Venimos desde todos los barrios de Managua a adorar al Padre, su bello Nacimiento que también se celebra doce días después de la Navidad. Como buenos católicos, esperamos la mejor dicha y que se siga manteniendo esta tranquilidad y bienestar”, refirió María González.

Durante esta misa, las devotos unieron sus voces para cantar alegres villancicos al Niño-Dios. De igual forma, oraron por la buena salud y dicha del Papa Francisco, la unidad de las familias y la paz mundial.